BIENVENIDOS AL GHETTO

Ya no estás solo, estamos todos en este día y cada día. No venimos a enseñarte, solo a darte un lugar para que compartas este sentimiento. No somos nada mas que un grupo de amigos que disfrutan de una pasión sin límites y quieren contarla. Por suerte nunca ningún miembro de los Redondos ha confirmado alguno de los mitos que se generaron a su alrededor, lo que hace imposible afirmar lo escrito aquí. Disfruten del viaje, termina cuando ustedes quieran.


miércoles, 16 de agosto de 2017

"Sólo hablarán mis canciones: Olavarría 2017"

Servicio Penitenciario Nº 1 de Jujuy.


Durante la última misa en Olavarría el Indio Solari bajó nuevos mensajes que para muchos pasaron desapercibidos. Como en toda su obra, cada tema, cada letra, cada estrofa, cada presentación, cada dibujo nos causa una impresión a primera vista que con el paso del tiempo se va agrandando y como gran obra nos va dejando ver detalles que engrandecen su pensar. 
Dos pequeños detalles que vamos a contar de la presentación apuntan a eso, el primero y más notorio es uno de los dibujos al momento de sonar "Todo preso es político". Tema que retrata la realidad carcelaria y del sistema, pintandonos a todos como "reos de la propiedad" y como "presos políticos". En el preciso momento en que sonaba este tema en las pantallas se mostraban dibujos de los clásicos deformados por la mano de Solari, pero en este caso notándose bien el Penal de Jujuy, donde hasta hoy estaba presa Milagro Salas. Obviamente la interpretación queda abierta y cada uno decidirá que pensar, pero el mensaje es bastante directo.
Otra de los momentos cumbres de la noche, fue el momento en que sonó "Nuestro amo juega al esclavo", que tambien había sonado en la misa anterior. Mientras el tema sonaba Carlos dijo frente a su público: "Cansados, estamos cansados". "Nuestro amo.." es un tema de Patricio Rey, donde se cuenta el dominio de Estados Unidos sobre los países con riquezas naturales y que terminan siendo invadidos por el país del norte, siempre con el escudo mediático. 
Dos mensajes muy claros de Solari en esta última misa que los más jóvenes deberían escuchar ya que hoy quedan muy pocas bandas masivas con un mensaje anti-sistema, donde los más desangelados puedan refugiarse.

jueves, 3 de agosto de 2017

REDONDOS vs SPOTIFY

Te imaginas a Diego jugando con la camiseta de Inglaterra..? Y a San Martín peleando entre las tropas españolas...?
Qué sentirías? Calculo que la palabra es traición.
Eso es un poco lo que uno siente cuando ve a Los Redondos en Spotify. Qué es Spotify? Para los que tienen 40 o más, se lo puede comparar con esas radios de moda de los 80, 90, donde pasaban los temas más conocidos de las bandas y en el medio te metían un montón de música de mierda de las cuales sus productores pagaban dinero para que suenen, entonces a vos inconscientemente se te iban metiendo en el cerebro.
Que hacíamos nosotros? No las escuchábamos. Teníamos hasta el más pobre toda su música en cassettes grabados, cd's grabados o cuando íbamos creciendo los benditos cd's originales. Nos reventaba escuchar "Mi Perro Dinamita" y "Un poco de amor francés" sonando en esas radios. Y en gran parte de ahí comenzó el término "careta" en forma despectiva hacia aquellas personas que no eran del palo y escuchaban los temas que sonaban ahí. Como, en comparación al Spotify actual, se van armando los "rankings" de los temas más escuchados(otra de las cosas que también odiabamos).
Leí muchas veces esta frase: "ahh pero los chicos pueden acceder desde Spotify a los temas de Los Redondos, es preferible que escuchen Redondos antes que otra porquería". Y lo primero que pienso es: vos crees que un chico de hoy, no saben quienes son Los Redondos? vos crees que un chico de hoy desconoce como escuchar Los Redondos o descargarlos de internet? Vamos, los viejos podemos desconocer, los chicos los descargan más rápido, con mejor calidad y sin gastar dinero.
Los Redondos siempre criticaron eso, estos medios, estas armas de comercialización. Desde su discurso y sus líricas.
Se que el Indio fue el estandarte más acérrimo de esto, como tambien del "Solos y de Noche".
Que sigue? Ver frases de Oktubre en la iglesia? Campañas políticas con frases de "Nuotatori professionisti"?
A nadie le importe quizás, pero a mi si, porque este mundo Redondo es el lugar más sagrado de mi vida...




viernes, 21 de abril de 2017

Textos Solarianos

(A continuación les dejamos los textos que Carlos Solari escribió para la revista Cerdos y Peces y que posiblemente pasen a ser parte de un cómic. Como verán, hemos resaltado en ROJO algunas frases que luego resultaron incluidas en diferentes letras y en AZUL en donde se incluyeron, tanto de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, como en su actual etapa solista)

POLVO NEGRO INSTAMATIC
Ahora, cuando nos patrullás con tu mirada parecemos los limones más agrios de la frutera, no podés creer que fuimos sus únicos amores.
No te es fácil imaginar a esa hija del rock 'n roll en este club hiriente del centro, entre botellazos.
Pero el invierno fue muy frío para el amor y para los enamorados.
No es fácil imaginarla en este caos infantil pero el invierno fue helado para la esperanza, helado desde siempre.
Sí, hay una piba hermosa que nadie besa tirada en la plancha de la morgue.

NUEVA ROMA (canción Nueva Roma)
Toda civilización elige una "fidelidad". Ésta ha elegido a Nueva Roma. Va a ser más fácil así. Además ¿estás preparado para otra cosa?
Nueva Roma sabe que la comunidad televisiva se ve atrapada por la desesperación cuando ésta se ve incompleta. Cuando aún conserva una mínima porción de esperanza ilusoria. Nueva Roma atrapa esa desesperación en redes conceptuales cada vez más grandes.
A través de Nueva Roma conocerás la ciencia de la bella gente (cosa más que curiosa). Los hologramas de los chicos de oro (Nuotatori professionisti), con sus orgías robotizadas. Escenas que roban su tiempo de la eternidad. Chinas chatas de ojos azules, negros funestos, judías carnales. Ricos puritanos imperiales de cabeza cuadrada y los infaltables germanos feroces con las pupilas encendidas.
Nueva Roma tiene la imagen del futuro. Un estado de ánimo fragante se eleva desde sus medios. Es la nueva conciencia temporal para tus nervios.
Nueva Roma te ofrece una confortable vida de simulaciones, invariables por toda una tecno-eternidad. ¡Bienvenidos, entonces, a los telejuegos chamánicos (Amok! Amok!)! Nuestro servicio personalizado bajo lámparas que vuelven estéticos los tumores de la piel. Con la puesta en cámaras del distorsionador del destino de los telespectadores y el bingo final que nos resta por tres minutos el ordenador Vega para cometer actos arbitrarios a escala mundial y obtener al fin de cada jornada televisiva un descansado sueño blanco (Zzzzzzzzz). Un bien merecido sueño de pescado (Zzzzzzzzz).
¡Buenas noches comunidad!
Brzzzzzzzz

EL BESO DE PANRAYADO
Allí estás, querido Panrayado, con las papelas de la cana. Todo encima, con cara de liebre muerta (Sorpresa de Shangai). Midiendo la calidad de tu revolver. Amenazando al cajero. Tartamudeando sin poder decirle que debe hacer.
La nuca del "vigi" le justifica el sueldo ¿qué tal un cohetazo en el culo? Los clientes están con la cara pegada al suelo y Panrayado los atiende con el corazón hecho una piedra (Chau Mohicano) mientras escucha risas en el taller del diablo (Rock yugular). Panrayado, el chico de los astilleros (El pibe de los Astilleros), esá por vengar sus sueños. Bailar como un pato mareado en una merienda de lobos. Bailar con un hueco en el corazón. Con la angustia más primitiva.
Zumban las primeras moscas. Una voz de megáfono grita que estás perdido. Ese pelituco picotibio, puto como un sol, es el secretario del juzgado. Tiene la piel tostada y es muy joven. ¿Un último pico para la relamida? ¿Podrás negociar con rehenes recién chutado?
El pelituco te mira las marcas de los brazos mientras su mambo te aprieta con severidad. Hace un discurso exhibicioinista en el que baraja los minutos. -"Pibe... la manteca ya no está en los Bancos"- Y sigue haciendo tiempo y te relame con palabras y sobre todo te promete que va a soplar la brasa (Juguetes perdidos) ahí afuera para que no te apaguen los federicos.
Panrayado baja el "seisluces" (un "perro" viejo y con el número mal limado). Imposible mayor desnudez. Mientras tanto la calle es una bolsa de ratas.
"A un perro se lo cura como se cura a un perro (Nueva Roma)" dice el himno de Tangópolis (Cruz diablo). Robar la vida es el robo final. Unos guiños traidores te anuncian que la bella señora (Juguetes perdidos) te espera en un baldío. Te espera con el beso de Panrayado. El beso de todos nosotros.

EL MONSTRUO DE PANAMÁ
Su nombre clave es El Monstruo de Panamá. Es el verdadero comepecados de la Agencia. Se presenta como una carta interesante para los jóvenes agentes que se rebelan contra la autoridad. El Monstruo de Panamá sabe de los crímenes que existen solamente para cierta calidad humana. La calidad humana de los Servicios de Seguridad disfruta del más alto cociente de secreto permitido en las naciones.
El Monstruo, alcahuete que aviva a los suscriptores de la Agencia; la autoridad miente. La autoridad opera en tu cerebro. Opera mintiendo por los labios de los funcionarios en todos los sobornos. Te mienten los directores de las agencias de noticias y de las agencias de publicidad. Todos los días las pequeñas mentiras institucionales en las ondas de TV y en los periódicos devoran nuestro estado de ánimo (Ya nadie va a escuchar tu remera).
Así las cosas, estoy bebiendo con moderación. Durante días no he recibido ninguna señal de extinción y he logrado poner unos kilómetros entre los negocios gubernamentales y el refrigerador de mi oficina privada.
La extinción me ha llevado lejos. Antes de la aparición del puto monstruo jugaba tenis en el Casino al mediodía, mientras mi sensatez bajaba en picada y reputación decaía. Pero el muy bocón puso la boca en el trombón y filtró por los paneles: Para quienes no pueden sentir la vida, la muerte no es una tragedia. Los lideres hablan de tu muerte sin remordimientos. Yo lo escuchaba mirando sus ojitos de pequinés mientras me zampaba una lata de atún frío y un vaso de vodka con agua tónica. Lo escuchaba mientras me adormecía y aceptaba el ensueño sin vacilar. Visiones de blindados que estallaban como uvas (como dijo luego el mayor general, era sin dudas el chispear del agua tónica). Yo lo escuchaba mientras pasaban camiones y las horas se incendiaban (parece mentira que una simple lata de gaseosa, colocada en el justo lugar...). Los altavoces emiten la conferencia de los observadores y. ¡El Monstruo en los altavoces! con gritos catedrales: Cuando una información es “estrictamente confidencial” esto significa “su revelación disminuirá nuestro poder”.
Arroyo de agua tónica. Un corto trozo de alambre marca el reloj en la lata. Con mi navaja abrí el agujero en la caja ordenadora. Así de fácil. El fuego acometió y los blindados saltaron por los aires. Los depósitos fueron explotando en muecas horrísonas que escupían metralla. El personal procuraba escapar con esa sonrisa desdichada que queda en el rostro cuando se han quemado las pestañas y las cejas.
Todo el sector quedo a oscuras y la escena era alumbrada por el fuego y los cortocircuitos.
Un tango con Páez Montra, editor del programa de noticias de la Agencia y durante la cena jugamos con las imágenes registradas en vídeo. El hombre me hizo ver lo mucho que estaba yo bebiendo. Lo hizo en el mismo instante en que la cámara se detenía en un gran pozo humeante congestionado de carne para contrapicar, luego, en las luces intermitentes y los infantes limpiando el área. Esos jóvenes guardias con sus chaquetas anaranjadas de siniestro, haciendo un trabajo asqueroso en medio de mis bromas. Son muy jóvenes, no ha visto nunca nada semejante. Un helicóptero sobrevuela, Páez insiste en los detalles, no le hago ningún caso, hipnotizado por lo que veo... ¡El Monstruo en la pantalla vivito y coleando! : Para destruir el objetivo político de la nueva cultura es que la difusión del poder, la revolución será televisada.
Las pericias comenzaron antes de que se apagaran los fuegos, Me acerqué al cordón protector convencido de que mi embriaguez sería aceptada con mi jerarquía, y así fue que tuve a la vista mi talento. El helicóptero despegó haciendo volar una mortaja de plástico negro por sobre las ambulancias estacionadas. Integrantes célebres de la Agencia se acercaron en un Buick Le Sabre, atravesaron sin declaraciones la valla de la prensa. Arrastrada por el viento, la mortaja volvió a cruzar la carretera unos seis metros delante de mí para aterrizar en un matorral todavía encendido y consumirse. Y allí estaba yo, un figurón borracho por el éxito, apretándose un granito.
Sintiendo con resignación como la aventura penetraba poco a poco en mi cerebro. Comenzaron a dolerme los pies. Mire hacia el coche, Páez ya no estaba. Subí a una colina para redondear desde allí la escena.
Al caer la noche me eché sobre la hierba mirando las estrellas. Ahora estaba en conocimiento de los crímenes que existen solamente para cierta calidad humana. Ahora soy un monstruo. Estoy tumbado bajo el cielo estrellado con la misma impecable actitud con que detuve la bala con la cabeza. Nunca fui golpeado tan duro por nada en la vida. La carne está casi lista cuando la conciencia suma (Cua Cua Amén): Los amateurs se hacen pegar, los profesionales no, pero se pueden ahogar con un hueso de pollo. Además me duelen mucho los pies. Una de esas tonterías que nos requieren en el momento de la muerte. Una fracción de segundo antes de desorbitar los ojos.

¡BANG! ¡BANG! ESTÁS LIQUIDADO (disco ¡Bang! ¡Bang! Estás Liquidado)
Hablemos de monstruos una vez más. Según se lee en los diarios, el Monstruo de la Isla Maciel se está comiendo una familia aquí, otra allá (ojalá no tenga nada en tu contra). Esta vedette no es de las bestias que aparecen en las grandes películas. Tampoco pertenece a la jauría plástica de Taiwan. Es feo, feo y muy distinto. Es un monstruo que ha ganado con los años.
Hoy me siento un buen chico y por eso me arriesgo a prevenirte. ¿Cuanto falta para que tu calle se haga salvaje? Me esfuerzo en hacerte ver a nuestro devorador masticando sus dietas exóticas o ajustando el velcro de sus zapatillas que fueron un bocón del pabellón octavo (juraría que es un trozo de publicidad). Deberá preocuparte ese bicho pseudomona (Zzzzzzzzz) que no cree en la justicia. Ese al que se le hace imposible creer en tipos a los que se les paga para que sean honestos.
El monstruo de la isla, repito, es muy distinto. Tiene la piel llena de mordeduras negras y frecuenta librerías del "Pastor Maravilloso" confirmando leyendas fuera de moda. Le han visto pasar a todo gramo (Nuestro amo juega al esclavo), perdiendo su pelo quebradizo mientras su boca, helada por la locura, lanzaba un ¡chau queridos! a una rica familia que pretendía huir con la pobre velocidad de un pollo. Esa familia, dicen, fue alcanzada y destripada con un electrodoméstico. Todo un lunes negro para nuestro monstruo de pobreza rabiosa, para ese depredador que te va a llenar la boca de moscas porque es de la barra sucia. Un monstruo así sólo es capaz de acechar en la ciudad cuando esta ya moribundo. Su voracidad no es la de un Rock Valentino Standar a sueldo de salchicas. No le alcanza con perder los estribos en un hotel. Si no anda sin freno no anda a gusto (Tarea fina). Dale un buen par de bolas y te mostrará el truco (una familia aquí, otra allá... ¡chuip!). Una vez uno de esos trucos tensó mi arco al máximo y me mandé a la calle armado con una motosierra. Una vez bastó. Ver con los ojos del monstruo, te hace la risa más breve pero también más convincente. Te dibuja a boca de un tipo inocente.
Inocente como huevo de monstruo de la Isla Maciel recién puesto.
¡Ojo!, la bestia nos ve en blanco y negro. Para ella la sangre es nada más que esas manchas grises que son su esencialidad. Le han herido con balas olvidadas en los ríos del Delta. Le dieron justito cuando se aprestaba a comer de esos brutos peliblancos que no son más que unas bestias (y las bestias, después de todo, son comestibles). Horrore humanum est. Fue una cena deliciosa y luego ¡bang! ¡bang! ¡estás liquidado!

LEYES TÓXICAS
LA PRIMERA LEY PARA LA ANGUSTIA TÓXICA, DICE QUE SI NO PODES ADMITIR LA REALIDAD LEGAL, POR LO MENOS DEBES INTENTAR MONTARTE UN SUEÑO DECENTE.
El diputado cruza la línea de la cordura legal y apasiona a la prensa un par de semanas. Un tipo mentolado de saco espigado. Se llama como se llama (no importa). El diputado piensa que ciertas cosas sólo suceden en el cine. Nada como un buen crimen en el Hotel Luxor para darle realce a su vanidad. Tarde o temprano la película termina.
LA DROGA SIEMPRE ES LA DROGA; SON LAS PERSONAS LAS QUE VARÍAN ENTRE SÍ. ESTA SEGUNDA LEY SE PROCLAMA EN UNA CANCIÓN SANGUINARIA.
El diputado elige unos bellos palmitos. Las piernas más bonitas del mundo. Las más lindas piernas que ha visto (Tarea fina). La contemplación de la belleza le lleva a la calma. Pero la belleza no abunda ni dura. La tipa es una modelo bastante vulgar. Sonríe desde la tapa de una caja de alimentos para perros y se rompe el corazón con el "crucero del amor" mientras traga unas pocas moneditas. Aceptaría dinero del propio diablo. Esta vez la víctima no adopta la máscara de la virtud. Sólo se pregunta: ¿como actúan las tipas felices? (Nuotatori professionisti) ¿como se comportan?
Tipas felices, personas blandas y paredes blancas. Blancas como la leche, como las rayas finas. Sucias como la leche sucia. Drogas duras como la violencia lasciva y el puto amor que tanto miedo da (El pibe de los astilleros). Nariz dilatada y labios entreabiertos, implorando no estallar cuando se cruzan los pensamientos cargados de espectros que se rebelan.
DETERMINADAS ALTERACIONES QUÍMICAS QUE SE DAN EN EL CEREBRO, ESTIMULAN CIERTAS REACCIONES QUE SE VINCULAN CON LA SUPERVIVENCIA DEL INDIVIDUO.
La cocaína del diputado le estimula las zonas cerebrales más poderosas, las más vigorizantes. Con la bragueta hinchada por la excitación, conduce el taladro, una y otra vez, hacia los muslos de su preferida. La martiriza. Empuja con la mecha ensangrentada unos ojos desorbitados de cordero de frigorífico. Atraviesa toda resistencia y comienza a hurgar íntimamente con la herramienta ¡¿No se puede ir más adentro?!, se pregunta. Cambia por una hoja curva y comienza a pelar a la modelo con suaves movimientos. Ahora, la piba, es una formidable masa de carne roja que se bambolea sobre un sillón. Está horrible. Con su estúpida sonrisa frotada por el aplicado esmeril del diputado, entrega con brusquedad sus regiones más blandas (¡que el cielo le ampare!). Los huesos parecen de cera. Después de una hora de batalla, el diputado yace jadeante. La muchacha está dispersa y en total exhibición. Cubierta aquí y allá por pequeñas cascadas de semen. Todavía exuda. Todavía algunos de sus líquidos se mueven. Nuestro matador abandona. De su boca brota un diluvio de vómitos que cubre los rostros, emulsiona con la sangre y termina anegando todo. Ahora, el pobrecito duerme mordisqueando un dedo y sueña que está totalmente adentro de una de las chicas del Hotel Luxor que le ama locamente.
(Para las chicas del hotel Luxor, que tienen el culo dulce como la miel)

¿CUÁNTO TE PAGAN POR IZAR LA BANDERA?
Somos el miedo de los gobiernos que mienten en nombre de la verdad. El miedo del poder militar, económico y jurídico que impide la comunicación humana de pueblo a pueblo.
Somos el miedo de la soberanía de los piratas del mundo que mutilan el estado de ánimo e impiden las emociones reveladoras.
Somos el miedo del poder de los déspotas que reside en mecanismos impersonales. El miedo de las estructuras burocráticas que desalientan las conductas exploratorias. El miedo de las grandes fortunas que se robaron de los derechos naturales. El miedo de los centros de poder que amenazan con la destrucción total. El de esos varones sensatos y “prácticos” que desean dejar su huella en la historia y creen solamente en lo que pueden forzar y controlar.
Somos el miedo de quienes nos adiestran a ser corteses cuando alguna institución nos pisotea. El miedo de quienes temen a los cambios pues su status depende de la rutina y del tiempo de otras personas. El miedo de las tecnologías caprichosas que nos obligan a valorarlas adoptando siempre sus supuestos básicos.
Somos el viejísimo miedo agazapado en todos los rincones del Imperio y estamos encantados ¡encantados!

MUJERES IMPERIALES
Mis rayos X. La de las indecentes burbujitas de saliva y los ojos helados por el orgullo. Todo un puto desbarajuste montado en un tórax radiante. Una rana rubia (El pibe de los astilleros) de vientre danzarín y un culo de los años cincuenta que se lleva bien con mi sofá. En un momento parece borracha, muerta y despatarrada con la blusa abierta. Luego, en un instante, le come a uno. Va con anfetaminas y cosas finas y mucha cerveza en la cocina. Sin embargo, sus tetas siempre están tibias. Con lo que está dicho el amor...
En cambio “la capitana” es mierda pura. Sus riñones están hechos puré y es una cobarde. Tiene miedo de morir como una perra en la calle. Cuando no mea sangre puede hasta ser una tipa divertida (esto cada vez es menos frecuente). Sabe herir los sentimientos. Cree que solamente por eso le gusta a la gente. Con lo que está dicho el amor...
Tenemos por último a “la cieguita de la Stratocaster” (La piba del Blockbuster), una violera que dilea y es el “cuco” de los taxis. Lleva los pedales en una bolsa de supermercado (en el fondo le da un poco de vergüenza). No es de gastar saliva y parece inofensiva pero toca con manos de mala y jala de lo peor. Una sola vez tiró unos tiros y nunca habló de los detalles. La “cieguita” es una mina bastante hostil pero es el pedazo de carnada que yo estaba esperando. Un artículo de mi gusto. Una flaca seca de piragua pero fácil de empalar. Tiene la bocha en un Sony (Scaramancia) y le gusta fanfarronear del palo. Con sólo llorarle un poco da de la mejor calidad y afloja el blindaje cuando logra diversión. Eso sí, no le vuelvas con el mismo cuento. Es bueno cambiar los trucos, morder en otro lugar. Con lo que está dicho el amor...
P.D. Tengo miedo de morir de sed lejos de mi linda fugitiva. Sin esa estúpida estoy perdido. Esa judía magnética de corazón ligero, que se metió en mi cuerpo como cuchillo mientras reía en la oscuridad. Ni el diablo puede mejorar mi amor (Que mal celo). Con lo que está dicho todo.

EL ROCK NO ES IDEOLOGÍA
Lo que es difícil de entender es que gente que se ha nutrido de información totalmente contestataria y enfrentada con el sistema vaya hoy a pedir la bendición del sistema. Ésa es una actitud que ahora suele verse entre los músicos, la de ir a pedir la aceptación, la de ir a buscar la recompensa. Hay circuitos que son inconmovibles y no hay que recurrir a ellos.
Lo mismo sucede con esa especie de defensa desesperada del “rock nacional”. Tal cosa no existe. La cultura del rock es universalista y no localista, porque habla de cosas que le pasan a la especie. En el rock existía la voracidad cultural y se incorporaban filosofías o búsquedas de todas partes del mundo, incluyendo Oriente. Además el rock nunca fue música de nativos sino de inmigrantes. Nace con los negros en EE.UU. Hablar de un rock nacional es casi un disparate.
Tenemos que diferenciar bien aquello del rock contestatario, (por donde se desplazaba una serie de informaciones que el sistema tenía encubiertas o negadas) del rock "business" que tiene que ver más con decisiones personales o jubilaciones personales de algunos músicos pero que no puede involucrar al rock en su totalidad. El que conoce la diferencia va a preferir vivir marginado y no vender bocaditos Cabsha.
Existe una especie de tacto existencial que te permite registrar la verdad o falsedad de las cosas, no es algo intelectual, es más bien intuitivo. Ese tacto registra una impresión muy desagradable cuando alguien pregunta cómo anduvo el recital y le contestan: “Muy bien, metieron dos mil personas”. No contestan fue un magnífico recital, hubo mucha emoción, fue una fiesta. Contestar con cantidad de personas parece como contar dinero.

EL CABALLO DE LA EVOLUCIÓN
Normalmente las formas humanas están rigidizadas, acorazadas. Al calor de las emociones se pueden poner nuevamente plásticas y son posibles de remodelar. Los encuentros de rock tienden a producir ese calor emocional pero esto es azaroso. Nosotros estamos suscriptos a ese espíritu del rock pero no adherimos a ningún tipo de ideología. Ese espíritu surgido en tres generaciones de seres humanos manifiesta un descontento hacia la cultura, hacia las ciudades en que se vive, a las costumbres, y la música fue la expresión de ese descontento. Ese espíritu no se puede traducir con ningún dogma ni se puede incorporar con ninguna ideología que tienden a justificar los medios para alcanzar los fines y que funciona hacia un “después”. Para nosotros cada medio es un fin en sí mismo y el tiempo es siempre el “ahora, y”. Se termina confiando más que en las ideas, en esa necesidad de relación que hay en las células, en los nervios.
Uno trata de subirse al caballo de la evolución y trata de salir a dar unas vueltas. Pero luego no dictamina cómo debe ser el paso del caballo, que el trote debe ser al estilo holandés del siglo XV, ni obliga a los demás trabajos a marchar con ese paso. Nosotros no somos un grupo de protesta porque el músico de protesta necesita los medios de comunicación para que su mensaje se conozca y resulta que esos medios están sustentados en ese mismo sistema que se combate. A los medios les interesan los fenómenos que crecen dramáticamente: El sistema tiene planes para cada persona, para cada cosa, para cada pensamiento. No le pide permiso a las cosas, las relaciona. Deja que el grabador copule con la caja de fósforos y de esa manera se genera una realidad avasallante en la cual el individuo se experimente como perdido en un mundo laberíntico.
No es de extrañar entonces que un joven reaccione violentamente en un recital de rock, (si además los medios de comunicación le informan que ése es el ámbito de la violencia) porque están reaccionando contra toda esa asfixia, toda esa coraza, toda esa mierda con la que hay que vivir todos los días.
Ni siquiera es ideología esto que estamos diciendo porque no sabemos si mañana estaremos de acuerdo con lo que dijimos hoy.
Hablamos y afirmamos como preguntando para ver si alguien en alguna parte, se responde estas preguntas afirmando nuevos interrogantes.

EL DELITO AMERICANO, UN INVENTARIO DE VIBRACIONES, RESONANCIAS Y TRANSPARENCIAS

"El camión-tanque crujió y perdió tres gotas que resbalaron y formaron una sola. Luego, tras la explosión apagada pero pavorosa, se desmembró en varias sorpresas. Dos mil litros de material coreano se volcaron graciosamente sobre el paisaje. El público casi aplaude cuando la cabina del camión arrasó un salón de baile. La cabeza del conductor paso de mano en mano para que todos pudieran ver y discutir. Le quitaron el casco y una rosa mucilaginosa adquirió reputación. En contra de todas las reglas de los primeros auxilios, un gordo la tomó en sus manos y le abofeteó. Pero con dos mil litros de material coreano, a tan servicial señor se le durmió la lengua y perdió casi toda la materia. Curiosamente la piel fue lo último que se consumió. Los restos más reconocibles fueron un par de brazos cremosos que parecían decir: ¡creo que nos hemos metido en problemas!"
"¡Qué modo de ganarnos la vida! (dicho con la admiración con que observaríamos el paso de una fragata). Somos una pandilla de homicidas extraños. Un polen irritante. Un susurro que se escucha con claridad. Así vamos, tambaleando en peligro como tramoyistas borrachos. Además somos gente muy ocupada."
"¡Qué modo de ganarme la vida! (dicho mientras asisto a un curso de gesticulación para italianos). Sentado, recuperando el aliento frente a diagramas florales y una ola de vulgaridad extendida. Un historial de ocho intentos de suicidio. En términos elegantes, me refiero a que estoy algo chiflado. Ocho intentos. ¡No siempre se puede ganar!"
"¡Qué modo de ganarnos la vida! (dicho entre algunas escenas de pánico que no establecen nuevas marcas). Esta es una guerra aburrida en la que enterrar un receptor en la arena es toda una anécdota."
"Soy otro. Uno que usa el pecado solitario para eyacular en coitos clitóricos educadores. Y muerdo pezones y consigo jugosos contratos para mis bolas (¡mis desordenadas bolas cristianas!). Acepto tanto la bofetada ninfómana que amorata mi manantial de vida como el apetito que enfurece mis órganos con una cópula carnal revuelta. Me cruzo en euforia adulterina con descorazonados de genitales olorosos. Hago mimos en el conducto roto de mi amante mesalínica (adquiero prótesis que me ayudan a querer más de lo normal) y abuso de la sangre con sevicia, en la plena efervescencia mojigata de mis erecciones endurecidas como concreto. ¡Cómo de todos los frutos locos!"
"El último paso del delito es conocer dichos campesinos. Nada de vulgaridad, todo bajo la protección de la bóveda craneana. No una cualquiera sino una con campo vivo que trabaja para el gobierno. Permutaciones anagramáticas, sinopsis fílmicas en la mente, protegidas con sabiduría popular y aspecto de místico armenio."
"Y un paso más todavía... luces de taxi-metedrina que hinchan la cara y el pulso late y gruñe como un demonio angustiado. Miligramo tras miligramo. Una escupida en el ojo de la experiencia. El organismo descontrolado, la cara demudada en una oleada de aflicción. Librium-trago largo más taxi-metedrina. Luces en la fibra que prepara otro pico. Miligramo tras miligramo, una gran piara de cerdos asaltando la vena de coloración azulada, mientras los tendones suplican y silban como cables. El instante sobrecogedor, merecido y luego la flatulencia acostumbrada avisando el colapso cardíaco. Arterias temblando. Parada en seco. El coma en taxi. La buena vida sin gestos lentos, con el pulso brusco expulsando la piedad gradualmente, respirando mientras se tejen fantasías con la vena y se desenrosca toda la cólera posible al masturbarse con el émbolo. Estirar el momento amenazadoramente. Reír con ternura poniéndose colorado y llegar al berrido de novillo y al vomito borbotón. Estremecido, desorbitado, macho descarnado de huesos blandos. Electricidad, paroxismo y sangre bailarina chorreando por el codo. Un escaso minuto hijo de puta. Unos pocos goteos de acero fundido, bajo las luces que ahora huyen de la habitación. La prensa tiene mucho que decir después del anuncio de los Seguidores de Jesús. He aquí algo de ello: El quiosco chino se caracteriza por su mercadería arremolinada. Nada de sentimentalismos ingenuos. Nada de evangelistas callejeros ni entusiasmos juveniles. Nadie puede ya ponerse al frente de los jóvenes ni reclutarlos. Nos gustaría que la realidad fuera otra pero la verdad dice así: desfilan millones en un despertar pragmático. De escuela en escuela, para que otros escuchen su llamado. "Siete millones de jóvenes fueron a pie por el país para asegurar que el mundo va a seguir siendo peligroso, con una proclama que juzga el futuro empleando las visiones de los tristemente celebres tres tigres. Desde el punto de vista práctico, Jesús ama a los más hábiles de entre sus tigres. Al que pasa su Caja de la India e inunda de píldoras las mesas de negociaciones. Y ama también a los obreros paquidermos que aseguran el éxito de la neo-conciencia". El cuadro concluye con los jóvenes de ojos oblicuos cabalgando sobre esta monstruosidad y obsequiando las claves a un reverendo educado en California. Un desconocido que oficia con una imponente Caja de la India repleta de pirámides lisérgicas y anuncia el número más sensacional, el bautismo en masa de los jóvenes negociadores del quiosco chino. ¡AMÉN! Pegar primero, hace más jugosos los negocios. Isaac el loco hierve en la noche mexicana. Hierve con naturalidad. Dos manzanas unidas por el cabo compran cualquier culo, mis mariachis. Dos manzanas siamesas pagan una invasión. Paquita va a ser "hormigueada", es lo que dije, y la muchacha ya está en la gloria. Tiene nombre y apellido en el cielo. Y nada de documentos gringos. Ni fotografías con cara de luna india. Todo debe resumirse a los aullidos en la valla electrificada. Una muestra del viejo México ha protestado a los gringos usando una puta cara de luna. La rutilante espía de corta vida. Esto no va a ser el paraíso ahora. Los mismos negocios gringos de pegar primero, etc. Mas saltar la valla eléctrica, etc. y cruzar el Río Grande lo antes posible, etc., etc. y ponerse unos piojos negros en los sobacos para que los documentos sean falsos y contar la tristeza que brota del mundo, rasgando la guitarra latina. El folklore gángster de la boca quebrada y la buena vida entre labios caprichosos que cantan "La Cucaracha". Danzamos como monos embusteros. Monos mentirosos que tragan golosinas que son un fraude. Pastelillos de ficción vuelven como nieve. Masitas y macacos de ficción. Cremas ricas para el particular encanto de los monos que hablan. Caramelo engañoso temerariamente entrelazado. Simios reposteros creando supersticiones delicadas y refinadas. Quiero conocer las presuntuosas fantasías del mundo. Pasearme entre las sepulturas de todas las teorías y entender los melosos oradores que afirman que la Tierra ha vuelto a ser el centro del Universo. Caminaré sin cuidado. De cualquier manera sólo los fuertes sobreviven. Es de esperar que mis pequeños peces tropicales queden fuera de esta ley trágica. Algunos están enfermos, con hongos en la boca y de sus colores sólo queda una bata vieja. Peces preciosos con ictiotirosis. Las aletas poco rectas y la cola floja. Manchitas blancas concluyentes. Un rápido inventario. Lívidos, electricidad consumida en formar un conjunto heterogéneo entre colores brillantes y cuerpos fríos y rígidos que casi flotan por sus bordes hinchados. Sobrevivir en el centro del Universo va a ser una dura cosa. Si al menos siguiera siendo un asunto ético... Todo parece accidental. Los hechos son aceptados con la frigidez de una concertista da cello. La destrucción del Archivo Vaticano de "Cortile della Pigna", al asesinato da famosos baladistas cuyas piernas aparecen surcadas por cordones azulados de franco relieve. Hemos asistido a la última piedra de la Esfinge y a la última tortura y emprendido una cacería genética. La parte más inconveniente es que cuando uno encuentra el animal, éste lo mata a uno. ¿Tengo tiempo de preparar mi lengua para hablar'? ¿El tiempo al menos que una calavera tarda en llenarse de tierra? El informe médico dice que fui afectado por el gas. Yo digo que es mi seguro contra la nostalgia que se completa con una ducha fría y saludable. Soy un chasco, un platelminto groggie (La bestia pop) insobornable como la concentración de un reaccionario. Toda esa escoria de mala fe, astuta y fraudulenta, dice ser el ejército del destino. Y pone las manos en el menú tiernamente. Reuniendo las piezas con talento. Infantes resecos. Trebejos para el drama negro previsto en el palpitar del planeta. Soldados cuyas mochilas son cuevas de víboras. Bolsillos hirvientes de debilidades y de crueldad para juzgar el firmamento. La tropa no se reduce a esto. Hay muchas otras sorpresas. Vaginas envueltas en kaftans, dormidas con una daga entre las tetas. Caprichosas, agudas. Mirando las estrellas con fiebre labial. Oliendo sándalo mientras conversan con sus vocecitas resentidas. ¡Pétalostictacmolestias en los ojostictactacjubileotictacflores chismosashedorticamortachedorticamortac!."

EL DELITO AMERICANO (Revista Cerdos y Peces, abril de 1984)

Vemos el vinagre que brota del culo y se deposita en una servilleta pringosa. Miserias a que nos tienen acostumbrados los ojos. Y un abanico desconsolado de clientes sosteniendo modernos globos de feria. Pesados, con el triperío lleno. Y chicos contentos de que les cuelgue y zigzaguee. ¡Qué lujo! Puliéndose la "jeringa" con dos dedos. Temerosos de la cremallera del pantalón leopardo. Lavándose el cuerito. Quitándose el olor rancio que dejó la cloaca del camarero. El del culito de neón encendido, subrayado con una anchoa. El colega inoxidable que propone caminar pesado. El de los porros y la pistola de cocaína para romper todo.

El que lía el chocolate sonámbulo y golpea al camarero de estúpida risa de conejo. Ninfas que esnifan (Rock para los dientes)con la barriga inflada como un calamar.

Como un instrumento más de la extravagancia, el palco enfrenta a una multitud quieta como un grabado.Fantasmas miserables parecidos a jovencitos, soplan flautas panzonas como pipas de opio. Trombas jorobadas y columnas de tambores son ejecutadas por niños emocionalmente quebrados y enfundados en gabanes.

Muñequitas greñosas y castañuelas desesperadas. Caprichos infantiles ciegos por la droga. Silbidos revueltos, estridentes, de frases telescópicas arrancados a la agonía del siglo. Guitarras húmedas de fiebre y delirio alzando el anfiteatro en el aire con estruendos rabiosos. Música epiléptica, lacerante. Concertantes de mirada feroz. Payasitos pálidos mirando el espacio íntimo con sus pupilas muertas. Un drama musical apropiado para este mundo.

(Estos son textos que se publicaron en la revista "Fin de siglo")

Revista Fin de Siglo Nº 11 Mayo 1988 "La educación en quiebra"
EL DELITO AMERICANO, por el Indio Solari (las mayúsculas, en el original)

¡Baión (disco Un Baión para el ojo idiota)del calvario negro! ¡Baión de licor venéreo (Juguetes perdidos)!
Esta música, un hermoso día, así de pronto, aprieta tu corazón.
Este ritmo, como las polillas del polvo de tu almohada, se alimentan de trozos de tu pellejo muerto.
¡Baión de los bacilos T! ¡Baión del forense!
Machito femifóbico. Aprendiz de yanqui incauto, bailaba cercenando el aire con trompetas latinas. Todo por un polvo. Lengua dura, piel reseca y en tallo tieso y morado por la excitación. Un chubasco desatado en el corazón al mismo tiempo que baja la lengua. Una tormenta de elogios del Hemisferio derecho del cerebro y al final un… ¡Hola amigos! ¿Adivine quién murió?
Baión para un tipo muy burbuja. Una tonta sola de TV. Uno que buscaba “sólo una oportunidad”.
Convulsiones, escalofríos de mimo. Orina involuntaria y motor visor descontrolado. El sistema nervioso involucrado en una zarabanda sin freno que le infla el tórax hasta que suena como una gaita y la vida se rompe en pedazos sónicos desde sus oídos. Los Párpados se le estiran como chicle y su garganta despide un sonido inoportuno que avergüenza la materia en un último grito… ¡Hola amigo! ¿Adivina quién murió?
¡Arriba el telón! Tenés entre las piernas el famosos Tubo-ESTELLA 29. ¡Podemos dominar tu mal! ¡Podemos licuar tu sangre! y también
podemos hacer que te desplomes de tus alturas como un tramoyista borracho t atenderte con enfermeras de culo resbaloso que pinchan la alfombra con sus tacos. (¡Morir así es un arte!).
En honor a la verdad éste circo no es muy bueno (pero sirven los vasos más cargados…). Estos clubes apestan pero yo no soy un tipo exigente. Además el viejo sueño todavía existe si uno es valiente y no tiene audiencia.
Nuestro amigo supo al fin quién era el fiambre.
FIN DEL BAION MAÑOSO-destemplado, desintegrado, podrido, muerto.
FIN DEL BAION DE LA MOREGUE-el agua rebalsa las piletas y un manojo de pendejos flotan en la corriente.
Hubo algunos muertos, el último show (Lavi-Rap) (no habían practicado mucho),
Nada los conmovía (ni los tiroteos…).(Buenas noticias)
¡Abajo el telón!

Revista Fin de Siglo Nº 12 Junio de 1988, A dónde vamos…
EL DELITO AMERICANO, por el Indio Solari (las mayúsculas, en el original)

-BIT-BIT-AQUÍ “GROGGIE” EL CURIOSO TEGNOLOGICO-BIT-Paul, tu ordenador personal llama siempre al mío y hablan sin interrupción. BIT-BIT- ¿Seguís coqueteando con la muerte? Sé de tus records (¡demasiados records!- BIT-BIT- La Brigada es una tromba- BIT.
-BIT-BIT- LINEA CINCO DISPONIBLE. SOY UN ORDENADOR DEL CCC-OPERANDO EN “PROGRAMA ENANO” CON CLAVE DEL CLIENTE PAUL VORA (EL GABAN MAS APALEADO DEL SUR)- ATENCIÇON_MEMORIA DE ACCESO ALEATORIO LIBERADA- BIT-BIT- Gracias “GROGGIE”, estoy listo -BIT- llegué a la Segunda Capital escondido en la caja de un camión cerebrado, con las estrellas frías al alcance (Héroe del whisky) de la mano y lejos del cielo tronando. – Mi revolución sigue siendo nada más que una corazonada continua con un posible número final de combustión humana espontánea-BIT- Voy a morir a bala en una actuación de telefilm antiguo. Un pacífico vigilante de supermercado, con su débil puntería, va a hacer que la tranquilidad reine nuevamente en esta ciudad imperial. _BIT-BIT-ULTIMO MENSAJE A CLAVE “GROGGIE”-BIT-CARGO-He renunciado a mi micro-corazón de circulación dirigida y a todas mis apuestas al tecno-más-allá de nuestra psiquis tritura-astros -BIT- A la rivalidad entre laboratorios, a la competencia entre universidades, a las intrigas académicas que dominan a todo este credo que socialización metódica que estamos obligados a valorar adoptando sus supuestos básicos. -BIT-BIT- Me huele mal la propuesta de ésos cagados por el diablo-BIT- (¿Qué tengo yo que ir a mear por el cosmos?)- BIT- Escapo de ésta dimensión cargando un par de cuerpos muertos que desaparecieron mediante transplantes en mi cuerpo vivo. Me voy al núcleo gravitatorio de mi astro personal, Allá en mi corazón- Donde es posible (al fin!) que mi padre en los cielos no patee a tu padre en los cielos. BIT.
-BIT-BIT-LINEA CINCO ESTABLECIDA E INTERRUMPIDA… BIT-BIT - ¡BIENVENIDO A LAS INSTALACIONES DE “FOXI LADY”-ORDENADOR MADRE DE LA AGENCIA- EL INEXCRUTABLE Y PODEROSO RECURSO DE ESTADO- TENGO LO QUE HAY QUE TENER Y NO UN CEREBRITO DE ESOS QUE SIEMPRE ESTAN BUSCANDO ALGO CON QUE DISTRAERSE-BIT-BIT- ¡SE ACABO! TU ORDENADOR PERSONAL ESTA TOMADO- ESTAS EN LA RED! -BIT-¿NADIE PODIA DOMARTE, PERRITO ALOCADO?-RISA-IRSA- VAS A AMANECER QUIETECITO. CON LA BOCA LLENA DE MOSCAS. CALLADITO EN PLAXI-GLASS, CON TU PESO-BIT-PAUL VORA, EL TIO PELOTITAS QUE NO SE HA ENTERADO QUE PRIVADO Y PUBLICO YA NO SON CONCEPTOS ANTITETICOS-BIT-¿SABES COMO CARGAREMOS TU ULTIMO MENSAJE EN LA RED?-BIT-ESCUCHA… BIT-BIT. "FOXY LADY" A LINEA CINCO Y CARGA A "GROGGIE"-BIT- "Simula ser bueno siempre y hasta Dios se dejará engañar"-BIT-BIT- "Programa enano" SAMPLE Y FUERA- LINEA DE CINCO DISPONIBLE- BIT_BIT_BIT_RISA

martes, 11 de abril de 2017

Banderas en tu corazón

INDIO-MICAELA
Para los que no saben o los que solo consumen la tv y los medios del poder, el Indio siempre estuvo donde tuvo que estar, solo que nunca ha querido que "se televise el dolor" como el mismo lo explicó post fallecimiento de Walter Bulacio. En su momento Poli y Skay se acercaban a las marchas y el Indio elegía no participar delante de cámara, aunque en silencio siempre estuvo. Lo mismo con Maria Victoria Lata, más conocida como Mavi, quien ahora es la inspiración de la banda Mavirock, formada por sus padres. Hoy muchos habrán escuchado el tema que grabo Solari junto a Mavirock: "Grito de guerra", pero pocos saben que el Indio al emocionarse cantando "Juguetes perdidos" en aquella misa redonda fue porque poco tiempo antes Mavi había fallecido. Mavi falleció por una enfermedad y el Indio iba a verla sin ser conocida y cuando él ya era multitudinario. Tampoco salió a contar la donación que hizo al Hospital de Gualeguaychú, una vez terminado el show, que fue mucho más importante que los impuestos a la cultura que le querían cobrar. Y hoy nos enteramos, porque en esta época todo se sabe y viraliza (el new verbo que más odio) que Solari tuvo un llamado telefónico a la familia de Micaela en el momento del velorio. No porque sea ricotera, sino porque su caso lo conmovió, Micaela no era una más, es una chica que como Mavi militaba por causas justas y esas cosas no sólo inspiran a Solari, nos mueven a todos. Habiendo seguido tantos años a Carlos, es obvio que el hubiese querido que esto sea privado, pero seguramente fueron más fuertes las ganas de estar. Y Mica se merecía este abrazo, como bien dijeron los padres, su velorio no fue una despedida, fue un abrazo.
Hoy el Indio volvió a cantar y Micaela se hizo bandera...


Agregamos las palabras de Diego "Pelusa" Biscione, seguridad personal del Indio Solari, para aquellos boluditos de la luna que saltaron una vez más con Olavarría:


lunes, 10 de abril de 2017

Vivir solo cuesta vida.




Medio de casualidad me meto en internet y me entero de todo, con la velocidad que tienen estas redes. Lo más extraño es como uno ve las fotos e instantáneamente pierde el alma. Porque te sentís de su lado. Es como cuando le pasa a un vecino, a un pariente, a un compañero de trabajo, inmediatamente te sentís tocado y te moviliza. Si, ya se que no la conocimos, quizás nunca nos hayamos cruzado aunque seguramente hemos estado en el mismo lugar...
Es así, sentate a mirarla, su sonrisa, su remera, sus caminatas, sus militancias. Más allá de que no coincidas con sus ideales, te das cuenta que detrás de esa mirada se encuentra alguien pasional, visceral, alguien que como nosotros caminó, luchó, peleó, militó. Alguien que humildemente dejo todo lo que puede tener para encontrar en algún camino las respuestas a esas preguntas que envuelven nuestras mentes. Alguien que como nosotros vive, porque sabe que vivir solo cuesta vida.
Por suerte sabemos que una persona así no puede olvidarse, ni borrarse, no importa que tan poderosos sean los malos, cuando un alma camina tanto, su destino es iluminarnos. Y no en un sentido figurado, sino en el más literal. Micaela se dedico a trabajar sin sueldo por un ideal. Eso que pocos hacen.
Y en ella nos vamos a quedar, adorando su sonrisa, su bandera, sus fotos, su vida. Confiando en que al final, lo logró.
Esta semana muchos usaran su nombre para tapar otras cosas, seguramente. Nosotros vamos a mirar su lucha y su triunfo, porque fue un triunfo. Hasta hace unos días la gente dudaba de esta lucha y con su vida hoy todos vamos a levantar esa bandera.

#NiUnaMenos

A su familia la mayor de las fuerzas y el más fuerte de los abrazos
(ojalá no les molesten estas líneas).
A sus compañeros, por favor la bandera cada vez más alta.
A vos, que en las plateas más altas encuentres tu cielo.



Aunque siempre tratamos de mostrar el lado lindo de nuestra pasión, encontrarnos con esta triste noticia de una personita tan especial, nos ha embanderado de tristeza. Desde todo el grupo de Ricoteros de Alma, queremos expresar nuestra infinita tristeza y desolación ante tan terrible injusticia. QEPD.

martes, 4 de abril de 2017

Yo soy mis sueños...

Me llegó esta foto de Clari Gonzalez diciéndome: "Adivina que es?"



Pense un rato y sabiendo que viene de un ricotero, le contesté: La Colmena.
-Si! Y desde que Leo vino de ver al Indio es a lo único que juega.-
Les cuento un poco, Leo tiene 9 añitos y tiene autismo. Es fanático del Indio y moría por ir, ya había estado en anteriores misas, ya que esta familia es de Tandil, pero nunca había entrado al recital, no es fácil porque no se sabe como va a reaccionar, pero esta era su misa, la esperaba, la ansiaba, la soñaba casi como una de sus canciones favoritas: Tatuaje. Quería llegar al predio antes que todos, quería entrar, se desesperaba y nadie sabía como iba a reaccionar.
Como toda misa de familia ricotera, hubo viaje, hubo asado, hubo previa, momentos inolvidables y finalmente hubo show.



Leo estaba acostumbrado a las misas, en el anterior Tandil, Clari nos cuenta que tenían ricoteros hasta en la puerta de la casa, lo vivieron a full y lo disfrutaron pero desde afuera. Ahora esta, este Olavarría no se lo podía perder.

No fue fácil, en el comienzo Leo se asustó, pero Clari nos cuenta que la gente de Cruz Roja se portó de mil maravillas, lo contuvieron entendiéndolo y hasta lo mimaron dándole caramelos. En ningún momento corrieron riesgos, siempre estuvieron más cerca de la salida y en lugares donde no había tanta gente. Cuando se calmó un poco abrieron espacio y volvió al predio para ahora sí disfrutar del show a pleno. Imaginate para un chico, llegar a ver a tu ídolo y que encima toque tus temas favoritos. Suena el Charro Chino y a Leo se le sale el alma del cuerpo. Cierra con Mi Perro Dinamita, otro de sus temas favoritos, imaginate la emoción de Leo, como que todos tus sueños van cerrando en una noche.
Para Leo fue el recital perfecto y todavía lo revive en cada juego, en cada momento en que con sus auriculares se pone a escuchar al Indio hasta no dar más.
Leo es un niño muy dócil, muy sensible, que tiene trato apenas con sus compañeros de colegio, por eso era difícil encarar esta misa ya desde adentro del predio, porque no sabían como podía reaccionar, pero fue tanta la insistencia del pequeño que los padres planificaron todo y les salió perfecto.


Se que hay tratamientos para estos casos, pero quién iba a decir que un niño llegaría a vivir esto de esta forma, entre quinientas mil personas, bailando y disfrutando, con obvio docenas de ricoteros ayudando alrededor, con nada más que la música como terapia y el corazón embelesado por lo que pasaba arriba del escenario. Esas son las cosas más lindas que nos da la música, estos pequeños milagros que nos merecemos y que por el Indio, ocurrirán..


P.D.: Les dejo una anécdota que nos contó Clari de uno de los viajes que realizan por la salud de Leo a Capital. Leo viajaba con sus auriculares escuchando y repitiendo "El Charro Chino" y "Tatuaje", cuando se sienta en el colectivo un personaje que había viajado hasta Tandil a ver una muestra de aviones. Este pibe hablaba por teléfono y el amigo le decía: "pero vas a ir hasta allá sólo para ver aviones?", a lo que el chico le contesta: "hay cada boludo que sigue a La Renga y al Indio a cada lado. Justo en ese momento mira al costado y Leo estaba con la remera del Indio y escuchándolo. En ese momento Leo mira a su mamá y le dice: "Me parece que a ese muchacho no le gusta el indio, pero tampoco somos boludos". Ese muchacho se murió de vergüenza y terminó diciendo "tu hijo es un capo". Clari sonrió y bueno, obviamente nosotros en lo único que coincidimos con ese muchacho es que Leo, es un genio.


video
Leo en el pogo. 

lunes, 3 de abril de 2017

Estoy tan cansado que...



Una sola remera me traje de la última misa, como siempre, a pesar de que en los días previos me quiero traer diez, siempre me pasa lo mismo, el fernet.
Hoy fui a laburar con la misma y "una señora muy aseñorada" que se notó a lo lejos que había tenido un mal fin de semana, me salió al cruce como Giunta a principio de los noventa.
-Todavía no entiendo, no los entiendo. Que le ven?
Me quedé esperando mientras suspiraba para evitar estallarle la cabeza contra el escritorio.
-Que le ven?- continuó indignada.
-Cual es la gracia de sufrir por ese "pelado".
Ya su forma despectiva de hablar me estaba levantando la presión a niveles siderales.
-Siempre los lleva a lugares de mierda- En ese momento fue cuando todos los escritorios empezaron a mirar esperando mi respuesta boxistica. Yo seguía tomando mates, mirándola fijo y notando como mis ojos tomaban el mayor de los tonos rojos.
-Lugares inundados, llenos de barros como animales, apretados, a donde la policía los va a "cagar a palos". Si no cae nieve y vienen todos "pestientos"- Esta terminología era usada con una terrible saña por una mujer con títulos de doctorados universitarios.
-Caminan cuanto? Cinco? Diez? Cuantas horas caminan a ver? Solo para golpearse entre ustedes escuchando música que no entienden? A ver decime, cual es la gracia a donde está lo lindo, porque la verdad no lo entiendo, encima cada vez son más...
Por un momento sentí que una persona lograba insultarme de la peor forma, tocando y bastardeando gran parte de mi vida, insultando a mi familia, a mi mismo, a mi hijo, a mi mujer, a mis amigos. Nuevamente, respirar y dejar correr...
-Explícame, porque no entiendo- seguía.
-Que tiene de bueno, pasan hambre, sed, se cansan, se enferman, todo porque? No lo entiendo, ninguna persona normal lo entiende, son una secta que goza de sufrir...Caminar entre tantos "faloperos", delincuentes...Me da asco de solo pensarlo...-
Juro que no iba a decir nada, porque en mis casi cuarenta he escuchado miles de pelotudos de este tipo, pero lo último que hizo fue mirarme, girar y decirme:
-seguro que ni vos sabes porque vas, que podes entender en esas letras y ese ruido de latas..-
Aunque no lo crean, la frase "ruido de latas" la escucho desde los doce años cuando empecé a escuchar rock. Pensé que ya me había acostumbrado a todo eso, pero también pensé en "Tsunami" y digo: Toda esa admiración que generan estos músicos en grandes laburantes de la música alrededor del mundo, como le voy a hacer entender que en el estudio de grabación más importante e histórico de la historia de la música, los técnicos se rindieron ante el Indio, los Fundamentalistas y Las Bandas, o sea nosotros? Podría haberle dicho tantas cosas, pero de que le iban a servir. Podría traerle a los técnicos más importantes de Abbey Road a que le expliquen quien es el Indio e igual, ella pensaría que son "faloperos".
No se que me pasó, capaz PR me iluminó un segundo y fui lo más escueto posible, para evitar asesinarla por tantos insultos y seguir trabajando...
-Disculpe señora- quise ser lo más respetuoso posible para demostrar lo diferentes que éramos ella, doctorada, yo "falopero-delincuente".
-Alguna vez se enamoró?
-Si, que se yo.- Paremos ahí, ahora que paso todo les pregunto a ustedes, la pregunta "te enamoraste" puede ir acompañada de un "que se yo"? Imposible, el enamoramiento es el sentimiento más importante y lindo del mundo.
-Bue..- suspire por enésima vez -Si alguna vez se enamoró, sabra que entrar en ese estado modifica y sensibiliza todos sus sentidos. Uno entra en un estado donde por única vez pierde todo egoísmo y pasa a ser más importante la otra persona que uno, porque? Porque ese otro puede cambiarnos la vida con una simple frase...-
Me miró como si le hablara en Coreano.
-Es simple, nosotros, esos que usted llama "delincuentes-faloperos", somos Ricoteros y tenemos la capacidad de sentir millones de cosas diferentes cuando escuchamos una frase del Indio. Eso es sentir un enamoramiento en cada segundo de la misa, es como ir caminando por una calle, escuchar una canción, cantarla con todas sus fuerzas y abrazar el viento. Eso es lo que siente uno cuando se enamora y bueno, a nosotros nos pasa en cada misa. La parte mala, que para usted es insoportable pasa porque cada vez somos más los que queremos sentir y hay mucha gente que envidia eso, tan simple como eso..-
Me miro con más bronca de lo que entró.
-La verdad sigo sin entender, o son masoquistas o boludos-
Gracias a (in)DIOS(olari), lo primero que se me cruzó por la cabeza fue "no tengo fuerzas para discutir" y agachando la cabeza, firme la papeleta que me trajo y devolviéndola le dije:
-Quizás ese es su problema, nosotros nunca tratamos de entender, solo estamos enamorados, si no llega a sentir eso, entiendo porque me insulta. Póngalo así para quedarse más tranquila y satisfecha, nosotros, los que vamos a la misa, sólo somos locos enamorados. De que? De una mujer, de un vicio, de la vida, de la revolución, de la lucha contra la injusticia, del abuso de poder, de todo lo que en algún momento sentimos cuando escuchamos esa voz desgastada entrar a nuestros cerebros.-
Solo voy a decir que agarro los papeles, me miró como toro en rodeo y salió golpeando demasiado fuerte la puerta. Yo sonreí y tome otro mate, agarré un bizcochito de grasa y seguí laburando. Me sento bien y el lunes, ya se transformó en viernes a la tarde jajajaj.
Así es este amor!

jueves, 30 de marzo de 2017

La alegría por la que su mundo gira...




La historia de Laura Machin es hermosa. Fanática de Los Redondos desde los 16 años, viajando sola a Colón en la histórica misa del barro, bah, sola es un decir, viajo en uno de los Micros ricoteros que salía de Temperley a Santa Fe. Ricotera que por esas cosas de la vida, entre ellas irse a vivir a San Martín de Los Andes, se alejo un poco de las misas aunque no del sentimiento, vuelve a ver nuevamente nada menos que en Tandil el año pasado. Y recalcamos que el sentimiento es lo que nunca se apago porque quedó impresionada con la misa y aunque cree que la gente ha cambiado, no reniega de la misa, la disfruta, la fiesta, la previa, el escenario tan impactante, cosas que van quedando en su retina para siempre. Ahora, su hija de 18 años, Maia que no comparte su pasión por el Indio, le regaló la entrada para Olavarría y por eso ella nos cuenta su historia...

"Quería contarles que la entrada para Olavarria me la regaló mi hija para navidad. Nosotros vivimos en San Martín de los Andes y ella se encargó de conseguirmela en Bariloche. Fue especial, ya que no solo viaje al recital,tambien la lleve a ella a Buenos Aires para quedarse a estudiar allá en la UBA. O sea que la alegría del recital y toda mi ansiedad estaba mezclada con el sentimiento de mi hija que se iba.... Ella no es ricotera, pero entiende, me entiende y le encanta verme feliz y sabe que soy AUTÉNTICAMENTE FELIZ en mis misas. Misas que sigo desde los 16 años,casi la edad de mi hija. Viajamos juntas a Buenos Aires y de ahí ella se quedó en La Plata y yo seguí viaje a Punta Indio a encontrarme con mis amigas para rumbear a Olavarria. El domingo a la mañana mientras dormíamos en nuestra carpa más que felices,ella contestaba mensajes y llamados de todos preocupadisimos por su mamá. Pero ella nunca se preocupo, saben que dijo: "Y bueno,si mamá era una de los muertos,yo sabía que ella iba a estar feliz igual.Si se moria ahí moría feliz, no se preocupen por mamá" No logre hacerla ricotera, pero logré la mejor hija del mundo..."

P. D.: Como todos se me ocurrió preguntarle si no pensó en llevar a su hija a la misa con ella, a lo que me respondió: "Si ella me lo pidiera la llevaría. Me gustaría compartirlo. Aunque la verdad prefiero ir sola, sin marido, sin nadie que cuidar. O con amigas. Lo veo algo muy mío, no quiero dar explicaciones ni reprimir nada. Aparte siempre amenazo que :
"Si no vuelvo no me busquen,me fui con la horda ricotera"

En la misa de Tandil, con una amiga que se reencontraron después de 20 años.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Quieren al "Picho" y no sus pulgas...



Desde los noventa cuando Patricio Rey comenzó a tener una relación más cercana a "Las Bandas" se generó un amor incondicional. Ese acercamiento no refiere a las fotos y los autógrafos, tampoco a la distancia gente-escenario. El acercamiento fue desde las letras del Indio a la gente y la gente, sobre todo los denominados "desangelados" se volcaron de lleno con amor a la banda, siguiendolos por todo el país, dejando todo de lado por verlos, viajando en condiciones incómodas, sin dinero, a dedo, colgados de los trenes, sin comer, etc. Esto tenía un feed back de la banda, en todos los shows pasado el tercer o cuarto tema las puertas se abrían y comenzaban a ingresar los que no tenían entradas. En cierto momento esto generó problemas pero no por la gente, sino por la policía, ya que lo primero que hacía era reprimir y los ricoteros que quedaban dando vueltas afuera del recinto esperando para entrar, comenzaban a huir y buscaban como refugio el mismo show. Eran épocas difíciles para los "desangelados", no solo eran los olvidados de la sociedad y los gobiernos (el Neoliberalismo de Menem y Cavallo dejaba sin ninguna ayuda del estado a las clases sociales más bajas y a medio país sin trabajo), sino que también eran discriminados por el resto del país. En aquel momento los desangelados eran mal vistos, por el simple hecho de escuchar rocanroll, llevar una remera negra de rock o vestirse de una forma diferente al resto, la gente nos miraba mal. Para el resto éramos delincuentes o drogadictos.
Obviamente los tiempos cambiaron, los gobiernos tambien, pasamos épocas peores y mejores, la gente comenzó a abrir su mente y quizás desde aquel recital fallido en Olavarría, el mundo miró de forma diferente a nuestro movimiento. El Indio asomaba frente a las cámaras para hablar en vivo y en directo de la misma forma en que nos hablaba en sus canciones. "No creo en la malevolencia de esos chicos", "Vivir solo cuesta vida", "Hay manifestaciones sindicales que tienen gente realmente violenta" y otras frases que devoramos frente al televisor y que llamó la atención del público no ricotero. Esto generó un crecimiento del público en cantidad y variedad.
Pasaron los años y allá por el 2005 comenzamos a degustar los trabajos solistas del Indio. En los recitales se seguía viviendo la misma metodología de la época Redonda, entrando todos los que iban sin entrada una vez comenzado el show. Seguíamos viviendo la misma fiesta, los mismos viajes, los asados, las previas. Obvio no era la misma gente, pero eso tambien paso en la época redonda, durante la misma la gente fue cambiando y mutando, no era lo mismo en los 70, que en los 80 o los 90.
Y tambien paso lo mismo con las misas Indias, la cantidad y variedad de gente fue creciendo pero de manera muy superior. Pasamos de 50 mil personas en La Plata a fines del 2005 a 500 mil personas en este último recital. Único en el mundo, único en la historia por donde se lo mire.
Y aparecieron los problemas con la masividad? No, los problemas estuvieron siempre, como en cualquier concentración de gente en nuestro país hay problemas. Podemos nombrar las marchas del "Ni una menos" donde últimamente termina todo en pintadas y agresiones hasta viajar en el tiempo y recordar los fallecidos en Obras y Colón. La represión policial en Mar del Plata 99 y la represión policial a docentes en 2007 cobrándose la vida del docente Carlos Fuentealba. Podemos nombrar los chicos fallecidos en las recientes fiestas electrónicas y seguramente nadie fuera de ese ambiente podría nombrar al DJ que se presentaba esa noche. Digamos que asesinaron a Bulacio y pocos fuera de nuestro mundo podrán identificar al comisario Espósito (asesino de Walter), así como tampoco vamos a identificar o recordar a quien asesinó a Fuentealba ó a Claudio "Pocho" Lepratti en 2001.
Lo que sí sabemos es que los medios se querían sacar de encima a Solari, nunca les dio nada, no los necesito como ellos quieren, porque esos medios mueren por ver como te arrodillas ante ellos y Carlos ni en las peores épocas cuando tenía que trabajar además de crear su arte, los busco. Y bajo esas alas nos cobijamos. Y crecimos como personas y en número. Ahora pasada esta última misa hay cosas que deberíamos empezar a replantearnos como público. Porque si nos ha dado tanto, deberíamos comenzar a devolver con un poco de respeto y refrescarnos esas reglas ricoteras que se daban por entendidas, aquellas frases que Carlos repetía en los escenarios y que hoy muchos pasan por alto y a los que venimos hace un tiempo nos están dejando sin misa. No, no estamos hablando de los chicos fallecidos, no nos interesa hablar de drogas o excesos en las adicciones ya que no somos santos, hemos vivido nuestra vida y aunque hoy nos toque decir basta, tampoco nos queremos poner en reguladores de ciertos placeres. Hablemos primero de la entrada de la cual cuando se confirma el precio aparecen los quejosos. Hay una solución simple a esto, te parece caro el precio, hace como en el resto de tu vida, anda a otro lado, a otro espectáculo, deja de quejarte porque la mayoría se gasta los 800 pesos en un asado y dos fernets. Hay cientos de bandas buenas más baratas, anda a otro show y guardate lo que te sobra para el alcohol o la bolsa. Ahora si no la podes pagar y te morís por ir, llegas al show sin un peso porque tu situación en el momento es realmente mala, espera que comience el show y luego pasas, no entres con tu grupo de amigotes haciendo un scrum y complicando la vida de todos los que pagaron entrada, algunos dejando de lado algunas comidas semanales solo para poder estar. Porque se generó el "no compres entrada total pasamos igual". Y ahí no cagas al Indio o la organización, nos cagas a nosotros. Porque después no te importa nada, pisoteas al que va legal y te crees vivo por eso, te cuento que ser ricotero no es no pagar entrada es por sobre todas las cosas ser solidario con el resto. Compartir con el que no tiene un peso, levantarlo en la ruta, invitar con el pedazo de asado o chori al que viajo 40 horas para llegar. Eso es ser ricotero, no pisotear a todos.
Otra de las cosas es el viaje "a dedo". Siempre hubo gente que llegó a dedo a las misas, ahora nunca se los veía reclamando ante las autoridades municipales que les pongan un colectivo a su disposición para volver a casa. Cada uno volvía como llego, a dedo. Si, obvio entiendo que las empresas de colectivos y tours cada vez son más irresponsables (no todas) y que dejan mucha gente tirada en las misas, pero si vas a dedo no vayas a romper la terminal para que alguien te traiga porque ahí le das la razón a aquellos que creían que solo por ser ricoteros, éramos vándalos.
Y finalmente y para mi una de las cosas más insoportables es la falta de atención al escenario. Desde siempre Solari dejó frases durante los shows que a muchos nos han llenado y han quedado grabadas en nuestras mentes. Podemos hablar desde aquellos 90 con el "no le den más mierda a la mierda", en referencia a no contestar a las provocaciones de la policía, hasta estas últimas misas cuando en Tandil salió minutos antes de la misa a contar su enfermedad, quizás en uno de los momentos más duros de su carrera y mucha, si mucha gente no prestaba atención y estaba más preocupada por su famosa "selfie" que por lo que pasaba adelante. Ni hablar de Olavarría cuando Solari a los gritos pedía que se abran, que dejen espacio, que levanten a los chicos caídos y parecía que muy poca gente prestaba atención o ayudaba.
Y después vemos gente decir "sobreviví" al recital del Indio. Sobreviví? A donde fuiste a una guerra? Me parece que la palabra "sobreviviente" queda bastante grande para una misa. Como decíamos antes, obvio hay problemas, obvio hay pungas y ladrones, ahora no se si vivis en una "sanguchera de vidrio", porque si vivís en este mundo de hoy, los riesgos a los que te expones aparecen yendo a ver al Indio o a la iglesia. Hay robos en los lugares más insólitos del país, en los eventos más poco concurridos y en los más raros, llamarte sobreviviente parece un poco mucho.
Entonces quizás para la próxima misa, te aviso que hay riesgos, que la entrada no es la fila del Colón, que lo que tomes corre por tu cuenta y que la empresa que elijas para viajar puede llegar a dejarte tirado sobretodo si no es reconocida (ya que hay muchos que solo se preparan para estos casos y son realmente improvisados). Entonces si no queres exponerte a esto, no vayas. Nos haces un favor a todos los que si queremos ir, los que dejamos escuela, trabajo, pareja, familia, cumpleaños, aniversarios y reuniones. Nos haces un favor a los que no tenemos un peso y nos comemos dos días de viaje de ida y dos de vuelta por patear la ruta con esperanzas de que algún ricotero tenga un lugarcito en su auto. Nos haces un favor a los que no tenemos un peso, venimos comiendo arroz hace un mes y solo llevamos hambre, sueño y sueños a la misa, pero sobretodo sueños.
Quizás ese "vivir solo cuesta vida" que gritamos tan fuerte ese sábado de marzo, cada día se haga más notorio. Quizás el Indio no vuelva a subirse a un escenario cansado de todo lo pasado en las últimas misas (más allá de Olavarría, recordemos que en Tandil suspendió Barbazul porque le tiraron una cacerola). Pero quizás sea momento de empezar a pensar que es lo que vamos a hacer a una misa. Vamos a vivir un sueño o vamos a un recital? Quizás deberías pensar que si vas simplemente a ver un recital no es el lugar indicado, porque en la misa todos vamos a cumplir un sueño.





martes, 28 de marzo de 2017

No nos cuenten la misa India.



Terror, desesperación, tragedia, agua en la boca para los medios hegemónicos. O una comunidad de más de 300.000 personas unidas por una religión, que no sabe de estereotipos ni de diferencias sociales.
Son las 5 de la mañana y el despertador emite ese cotidiano sonido que nos aborrece todas las mañanas. Pero esta vez no, esta vez es distinto. De hecho, esperábamos ese sonido. Es posible que ni siquiera sea necesario porque la mayoría ni podía dormir o ya estaba repleto de la algarabía con la que se espera un día así. Todos a los botes y comienza la peregrinación, rumbo a esa misa de desangelados que no conoce la palabra represión ni distinción. Que si estoy en una ciudad cercana, tardaré más o menos una hora; que si vengo de una provincia vecina, en 4 o 5 horitas estaré. Todos esos habituales cálculos quedan obsoletos al momento de emprender el viaje hacia Olavarría. Las conjeturas de espacio y tiempo pierden su sentido y miles de personas se aventuran en un camino repleto de almas en busca del mismo destino. Que en el micro hace calor, que ya no quiero estar más sentado. Esas cosas tampoco existen. El viaje se disfruta como pocos, la birra y el fernet pasan de mano en mano, los cánticos hacen tambalear el vehículo y desglosan una por una las típicas letras ricoteras. Las historias de vida  se relatan tanto a tu compañero de siempre, como con los pibes del tercer asiento a la izquierda, que jurás nunca haber visto desde que tenés memoria; pero, por esas cosas que genera la misa, hoy es una hermana o un hermano más.
Nada es de nadie y todo es de todos. Por este día, desaparecen por completo todos los estándares que tanto les cuesta construir a los que buscan disciplinar un pueblo. Por este día no importan religiones, sexos, fanatismos políticos o de equipos de fútbol, por este día quedan de lado las enormes desigualdades sociales y las clases. Por este día, y sólo por este día, nos olvidamos de cuánto nos cuesta llegar a fin de mes. Nos olvidamos de los gobernantes que pisotean nuestros derechos y nuestras necesidades, mientras se enriquecen a costo del trabajo de los obreros y de los negocios turbios entre la propia oligarquía. Y no es que eso queda de lado, sino que es una reivindicación de una masa que se une por una misma causa.
Olavarría ya está en nosotros y desembarcamos con poco más que lo necesario para conseguir comida y bebida. El fuego se enciende por doquier y la gente rodea las parrillas que exhiben tapas de asado, vacío, pollo o “lo que se encontró”. Si se te pierde un amigo, vas a tener otro al lado. Si tenés hambre, va a haber alguien que te tire un pedazo de carne. Si no tenés celular o te falta crédito/batería, va a haber alguien para prestarte un mensaje o una llamada. El egoísmo de la sociedad rutinaria desaparece por un rato. Esta vez, la Policía que tanto disfruta de hacer uso y abuso de su autoridad, no puede hacer absolutamente nada. Sabe que ante esa cantidad de gente es imposible. Sabe que la fuerza de las masas unidas en comunión es más poderosa que cualquier grupito de uniformes y escudos. La caravana se congregó desde todos los puntos del país –y sus alrededores- y no hay nada ni nadie que pueda detenerla. Walter envía su luz desde donde esté y en toda la Argentina, finalmente, comienza el carnaval.
La caminata es eterna, pero ese “no sé qué” que hay en el aire hace que disfrutes cada paso con más ganas y que, por más que te pierdas, siempre te encuentres. La lluvia cumple su papel emotivo y le aplica aún un poco más de mística a la templada tarde de la ciudad bonaerense, para despejar rato antes y así dejar disfrutar del predio, no sin antes regalarnos una cuota importante de barro que nos acompañaría de pies a cabeza, hasta la vuelta a casa. Cientos de grupos ya se encuentran en “La Colmena”, que en honor a su nombre agrupaban enormes colonias sentados en ronda, apoderados por la ansiedad de ver salir a ese pelado de mameluco que se convertía en la abeja reina.
Luego de horas y horas de previa, el momento estelar por fin llega. De manera inmejorable, Carlos Alberto Solari y Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado hacen su presentación versión 2017 entonando el tema que -por los individuos que malintencionadamente quieren transgredir, como en cualquier civilización- no había podido sonar en Tandil, el año pasado; con toda la historia que acarrea “Barbaazul versus el amor letal”, al ser la primer canción del primer álbum de Patricio Rey y sus Rendonditos de Ricota, allá por 1985. Con su ya conocido sentido de empatía social, que tanto hace sentir identificados a sus seguidores, el Indio hace una pausa para pedir por los presos políticos y porque no bajen la edad de imputabilidad para los pibes, que poco tienen que ver con la delincuencia. Tal vez, y no sé por qué utilizo este adverbio, parte de lo que tuvo que ver con lo que después sucedió; ya que, como él anteriormente advirtió, había que “cuidarse de gente de mierda poderosa que se regodearía si alguien sale lastimado".
De repente, pasa "Ropa Sucia", el show se para y la cara de fastidio del mítico cantante expresa lo que posteriormente diría con sus palabras: “La gente de Defensa Civil ¿dónde está? Hay gente tirada en el suelo. Si siguen empujando así no vamos a terminar el recital. ¡Paren un cachito! Están pisando a gente que está borracha”. La impotencia se desparrama por todo el predio y las cientos de miles de personas que fueron a ver a su ídolo, de la nada se encuentran a la expectativa de que algo puede salir muy mal. El show sigue por un tiempo, pero los disturbios se vuelven a hacer presentes y el Indio vuelve a pedir exaltados “cuidémonos entre nosotros”. Ahora sí, el repertorio musical sigue su rumbo, plagado de temas que provocan desde saltos entre sonrisas y abrazos con con personas que veías por primera y última vez, hasta lágrimas derramadas en nombre de la nostalgia.

¿El cierre? Indescriptible. Mientras se esperaba el clásico "Ji-Ji-Ji" para cerrar una nueva misa, como se hizo siempre, el Indio dio un plus y enganchó Mi Perro Dinamita, para detonar cada latido de los 300 mil corazones que despegaban sus pies de la tierra olavarriense una y otra vez, no sólo siendo testigo si no que perteneciendo al pogo más grande del mundo. Posiblemente los medios de comunicación se encarguen de que este evento único, y lamentablemente irrepetible, quede en la historia por la mancha negra que bañó de muerte algún sector del lugar, y que sin dudas entristeció a cada seguidor de la banda. Muchos intentarán culpabilizar a los músicos, como ya están acostumbrados a hacer para lavar sus manos, otros simplemente los inundará el temor de lo que puede pasar en un espectáculo similar. Está a la vista el regodeo de los medios con la morbosidad, la desinformación y el oportunismo berreta para hablar de los hechos. Que los oscuros intereses políticos e ideológicos disfruten su momento de gracia defenestrando un hito de la cultura popular, o mejor dicho, de la contracultura. Lo que nunca se olvidará, es que esas almas que partieron hacia otro lugar, pasaron a formar parte de la eternidad en el evento particular más convocante de todos los tiempos del rock universal y, muy posiblemente, el último del astro del rock argentino. Que se hagan responsables los que deben hacerlo y que paguen quienes deban pagar. Pero la ricota… la ricota no se mancha.


Texto de Joaquin Chomicki

Los Nocturnos de Patricio Rey



"No puedo ni podré nunca ser objetivo cuando se juegue tu voz, y el cariño de siglos. Me vienen a la memoria momentos oscuros en mi vida, cuando llegaste a mi corazón para darme ánimo, para salvarme, para darme un abrazo cuando la noche era más oscura. Para decirme que ya sufrí cosas mejores que éstas, y que iba a andar esa ruta como tantas veces, cuando la noche me invadiera. Para salir a defenderme, avisándole a todos aquellos que veían en mi a un ser destructivo, que en mis nervios estaba la verdad: justamente en Olavarría 20 años atrás. Ayer, como hoy, y como siempre, a nadie le importará la persona que nos conmueve, ni tampoco los conmovidos que viajamos a encontrarnos con lo mejor de nosotros mismos. No solo a verte a vos, sino a recordarnos, a abrazarnos con nuestro ser en estado pleno de amor y libertad. A quienes envían imágenes como balas, no le interesan quienes murieron, solo importan por las ganancias que generan al nombrarlos. Solo nosotros sabemos lo que duele. Cada uno de nosotros sabe su lugar en el dolor. Para ellos, que felices aplauden la desgracia, prima el acto destructivo de señalar, de demonizar. Ningún análisis sociológico, psicológico, filosófico, se encargará jamás de estudiar la complejidad del alma de las personas, las razones profundas de sus amores y desamores, porque eso no vende. Nadie me preguntará, con la virtud profunda de abrazar un alma, qué motivos profundos me llevan a estar ahí, llegar, encontrarme con la gente que amo, que me ama… y cantar y bailar, por tu soledad y por mi soledad, aquella que todos vencemos en cada encuentro. Luego volverá la triste realidad de la mercancía, del dinero que compra y vende, pero que nada dice de mi corazón. Nadie nunca me preguntará sobre esas cosas, fundamentales para entender la realidad espiritual de un pueblo, la profundidad del alma de un ser humano, el gran olvidado en toda esta maquinaria televisiva que habla sin sentir. Hoy me toca a mí defenderte, de las miles de voces que denigran lo que no conocen, que hablan de lo que no sienten, que desean comprender aquello que no se puede explicar si su alma no fue abrazada por el espíritu intacto y ancestral de Patricio Rey. Te defiendo, como me defendiste hace 20 años: Y te digo Adiós, Indio Querido, con un dolor terrible en el alma, porque siento que las fuerzas para seguir te las roba la tristeza que tu corazón noble debe sentir. Tanto es el cariño que nos une. Quisiera escribir una canción, y salvarte de la tristeza, como vos me salvaste tantas veces con tus letras. Te digo Adiós… Mientras suena en mi viejo equipito, aquel cassete TDK negro en el que escuché, hace 25 años, por primera vez Tarea Fina, y un Ángel para tu soledad… y lloré. Lloré porque no sabía que el arte podía salvar así, con tanta belleza. Aprendí la magia de los libros, el poder de leer, la libertad de amar. Te digo Adiós porque quiero quitarte el peso de tanto amor, pero… pero no puedo, en medio de esta escritura suena la Bestia Pop, llegan con su belleza mis hijos de 3 y 1 añito, me toman de las manos tristes y comienzan a bailar, y bailamos, reímos, en un pacto secreto de amor, que nadie conoce, que nadie entiende y que todos quieren explicar desde los medios basuras de comunicación. Mi pequeño sonríe, y me canta… A brillar, mi amor… vamos a Brillar… y me hace recordar quien soy, todo lo bueno que tengo, la nobleza de mi espiritú que los ama, todo lo mejor que puedo ser cada día. Eso es Patricio Rey. Lo que todos intentan derrumbar hablando sin conocer, demonizando el alma de seres humanos que solo queremos juntarnos, y abrazarnos y sentir aquello que nos conmueve. En medio de un caos existencial donde la música nos contiene y nos abraza. Donde el amor de este señor pelado nos llega como un manantial en medio del desierto de la existencia. Nadie te va a perdonar, Indio querido, que puedas provocar eso en miles de redonditos, que te van a seguir hasta la Luna, solo para encontrarse con lo mejor de ellos mismos. Lo mejor de mi mismo. Lo mejor de vos mismo. Gracias por eso, por todo eso que solo algunos comprendemos, porque aquellos que hablan, aquellos que fueron a verte por moda y ahora te insultan, aquellos que fueron por robar la puta guita y hoy se ríen desde la pobreza de su alma, aquellos que hablan sin saber que nos pasa en el corazón, nunca van a comprender lo feliz que nos haces a los que te queremos. Te digo Adiós, Indio Querido. Te digo Adiós para librarte del peso de tanto amor. Para que seas todo lo feliz que mereces, por habernos salvado de todas las formas en que un ser humano puede salvar a otro ser humano. Te digo Adiós, mientras suena To Beef… mientras mis hijos juegan en su felicidad que es la mía, mientras doblo mi remera de Los Redondos del 96, mientras en la pantalla hablan de vos sin conocer tu corazón, mientras hablan de nosotros sin conocer nuestro corazón, mientras apago la televisión y solo queda tu música sonando en el aire y la risa feliz de mis hijos… las melodías que me voy a llevar para siempre, cuando mis ojos se cierren, y vengan a mi memoria las cosas hermosas que salvaron mi vida. Gracias por tanto, Indio de mi vida.” Memo. Tucumán. Los Nocturnos de Patricio Rey 14-03-17