BIENVENIDOS AL GHETTO

Ya no estás solo, estamos todos en este día y cada día. No venimos a enseñarte, solo a darte un lugar para que compartas este sentimiento. No somos nada mas que un grupo de amigos que disfrutan de una pasión sin límites y quieren contarla. Por suerte nunca ningún miembro de los Redondos ha confirmado alguno de los mitos que se generaron a su alrededor, lo que hace imposible afirmar lo escrito aquí. Disfruten del viaje, termina cuando ustedes quieran.


jueves, 30 de marzo de 2017

La alegría por la que su mundo gira...




La historia de Laura Machin es hermosa. Fanática de Los Redondos desde los 16 años, viajando sola a Colón en la histórica misa del barro, bah, sola es un decir, viajo en uno de los Micros ricoteros que salía de Temperley a Santa Fe. Ricotera que por esas cosas de la vida, entre ellas irse a vivir a San Martín de Los Andes, se alejo un poco de las misas aunque no del sentimiento, vuelve a ver nuevamente nada menos que en Tandil el año pasado. Y recalcamos que el sentimiento es lo que nunca se apago porque quedó impresionada con la misa y aunque cree que la gente ha cambiado, no reniega de la misa, la disfruta, la fiesta, la previa, el escenario tan impactante, cosas que van quedando en su retina para siempre. Ahora, su hija de 18 años, Maia que no comparte su pasión por el Indio, le regaló la entrada para Olavarría y por eso ella nos cuenta su historia...

"Quería contarles que la entrada para Olavarria me la regaló mi hija para navidad. Nosotros vivimos en San Martín de los Andes y ella se encargó de conseguirmela en Bariloche. Fue especial, ya que no solo viaje al recital,tambien la lleve a ella a Buenos Aires para quedarse a estudiar allá en la UBA. O sea que la alegría del recital y toda mi ansiedad estaba mezclada con el sentimiento de mi hija que se iba.... Ella no es ricotera, pero entiende, me entiende y le encanta verme feliz y sabe que soy AUTÉNTICAMENTE FELIZ en mis misas. Misas que sigo desde los 16 años,casi la edad de mi hija. Viajamos juntas a Buenos Aires y de ahí ella se quedó en La Plata y yo seguí viaje a Punta Indio a encontrarme con mis amigas para rumbear a Olavarria. El domingo a la mañana mientras dormíamos en nuestra carpa más que felices,ella contestaba mensajes y llamados de todos preocupadisimos por su mamá. Pero ella nunca se preocupo, saben que dijo: "Y bueno,si mamá era una de los muertos,yo sabía que ella iba a estar feliz igual.Si se moria ahí moría feliz, no se preocupen por mamá" No logre hacerla ricotera, pero logré la mejor hija del mundo..."

P. D.: Como todos se me ocurrió preguntarle si no pensó en llevar a su hija a la misa con ella, a lo que me respondió: "Si ella me lo pidiera la llevaría. Me gustaría compartirlo. Aunque la verdad prefiero ir sola, sin marido, sin nadie que cuidar. O con amigas. Lo veo algo muy mío, no quiero dar explicaciones ni reprimir nada. Aparte siempre amenazo que :
"Si no vuelvo no me busquen,me fui con la horda ricotera"

En la misa de Tandil, con una amiga que se reencontraron después de 20 años.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Quieren al "Picho" y no sus pulgas...



Desde los noventa cuando Patricio Rey comenzó a tener una relación más cercana a "Las Bandas" se generó un amor incondicional. Ese acercamiento no refiere a las fotos y los autógrafos, tampoco a la distancia gente-escenario. El acercamiento fue desde las letras del Indio a la gente y la gente, sobre todo los denominados "desangelados" se volcaron de lleno con amor a la banda, siguiendolos por todo el país, dejando todo de lado por verlos, viajando en condiciones incómodas, sin dinero, a dedo, colgados de los trenes, sin comer, etc. Esto tenía un feed back de la banda, en todos los shows pasado el tercer o cuarto tema las puertas se abrían y comenzaban a ingresar los que no tenían entradas. En cierto momento esto generó problemas pero no por la gente, sino por la policía, ya que lo primero que hacía era reprimir y los ricoteros que quedaban dando vueltas afuera del recinto esperando para entrar, comenzaban a huir y buscaban como refugio el mismo show. Eran épocas difíciles para los "desangelados", no solo eran los olvidados de la sociedad y los gobiernos (el Neoliberalismo de Menem y Cavallo dejaba sin ninguna ayuda del estado a las clases sociales más bajas y a medio país sin trabajo), sino que también eran discriminados por el resto del país. En aquel momento los desangelados eran mal vistos, por el simple hecho de escuchar rocanroll, llevar una remera negra de rock o vestirse de una forma diferente al resto, la gente nos miraba mal. Para el resto éramos delincuentes o drogadictos.
Obviamente los tiempos cambiaron, los gobiernos tambien, pasamos épocas peores y mejores, la gente comenzó a abrir su mente y quizás desde aquel recital fallido en Olavarría, el mundo miró de forma diferente a nuestro movimiento. El Indio asomaba frente a las cámaras para hablar en vivo y en directo de la misma forma en que nos hablaba en sus canciones. "No creo en la malevolencia de esos chicos", "Vivir solo cuesta vida", "Hay manifestaciones sindicales que tienen gente realmente violenta" y otras frases que devoramos frente al televisor y que llamó la atención del público no ricotero. Esto generó un crecimiento del público en cantidad y variedad.
Pasaron los años y allá por el 2005 comenzamos a degustar los trabajos solistas del Indio. En los recitales se seguía viviendo la misma metodología de la época Redonda, entrando todos los que iban sin entrada una vez comenzado el show. Seguíamos viviendo la misma fiesta, los mismos viajes, los asados, las previas. Obvio no era la misma gente, pero eso tambien paso en la época redonda, durante la misma la gente fue cambiando y mutando, no era lo mismo en los 70, que en los 80 o los 90.
Y tambien paso lo mismo con las misas Indias, la cantidad y variedad de gente fue creciendo pero de manera muy superior. Pasamos de 50 mil personas en La Plata a fines del 2005 a 500 mil personas en este último recital. Único en el mundo, único en la historia por donde se lo mire.
Y aparecieron los problemas con la masividad? No, los problemas estuvieron siempre, como en cualquier concentración de gente en nuestro país hay problemas. Podemos nombrar las marchas del "Ni una menos" donde últimamente termina todo en pintadas y agresiones hasta viajar en el tiempo y recordar los fallecidos en Obras y Colón. La represión policial en Mar del Plata 99 y la represión policial a docentes en 2007 cobrándose la vida del docente Carlos Fuentealba. Podemos nombrar los chicos fallecidos en las recientes fiestas electrónicas y seguramente nadie fuera de ese ambiente podría nombrar al DJ que se presentaba esa noche. Digamos que asesinaron a Bulacio y pocos fuera de nuestro mundo podrán identificar al comisario Espósito (asesino de Walter), así como tampoco vamos a identificar o recordar a quien asesinó a Fuentealba ó a Claudio "Pocho" Lepratti en 2001.
Lo que sí sabemos es que los medios se querían sacar de encima a Solari, nunca les dio nada, no los necesito como ellos quieren, porque esos medios mueren por ver como te arrodillas ante ellos y Carlos ni en las peores épocas cuando tenía que trabajar además de crear su arte, los busco. Y bajo esas alas nos cobijamos. Y crecimos como personas y en número. Ahora pasada esta última misa hay cosas que deberíamos empezar a replantearnos como público. Porque si nos ha dado tanto, deberíamos comenzar a devolver con un poco de respeto y refrescarnos esas reglas ricoteras que se daban por entendidas, aquellas frases que Carlos repetía en los escenarios y que hoy muchos pasan por alto y a los que venimos hace un tiempo nos están dejando sin misa. No, no estamos hablando de los chicos fallecidos, no nos interesa hablar de drogas o excesos en las adicciones ya que no somos santos, hemos vivido nuestra vida y aunque hoy nos toque decir basta, tampoco nos queremos poner en reguladores de ciertos placeres. Hablemos primero de la entrada de la cual cuando se confirma el precio aparecen los quejosos. Hay una solución simple a esto, te parece caro el precio, hace como en el resto de tu vida, anda a otro lado, a otro espectáculo, deja de quejarte porque la mayoría se gasta los 800 pesos en un asado y dos fernets. Hay cientos de bandas buenas más baratas, anda a otro show y guardate lo que te sobra para el alcohol o la bolsa. Ahora si no la podes pagar y te morís por ir, llegas al show sin un peso porque tu situación en el momento es realmente mala, espera que comience el show y luego pasas, no entres con tu grupo de amigotes haciendo un scrum y complicando la vida de todos los que pagaron entrada, algunos dejando de lado algunas comidas semanales solo para poder estar. Porque se generó el "no compres entrada total pasamos igual". Y ahí no cagas al Indio o la organización, nos cagas a nosotros. Porque después no te importa nada, pisoteas al que va legal y te crees vivo por eso, te cuento que ser ricotero no es no pagar entrada es por sobre todas las cosas ser solidario con el resto. Compartir con el que no tiene un peso, levantarlo en la ruta, invitar con el pedazo de asado o chori al que viajo 40 horas para llegar. Eso es ser ricotero, no pisotear a todos.
Otra de las cosas es el viaje "a dedo". Siempre hubo gente que llegó a dedo a las misas, ahora nunca se los veía reclamando ante las autoridades municipales que les pongan un colectivo a su disposición para volver a casa. Cada uno volvía como llego, a dedo. Si, obvio entiendo que las empresas de colectivos y tours cada vez son más irresponsables (no todas) y que dejan mucha gente tirada en las misas, pero si vas a dedo no vayas a romper la terminal para que alguien te traiga porque ahí le das la razón a aquellos que creían que solo por ser ricoteros, éramos vándalos.
Y finalmente y para mi una de las cosas más insoportables es la falta de atención al escenario. Desde siempre Solari dejó frases durante los shows que a muchos nos han llenado y han quedado grabadas en nuestras mentes. Podemos hablar desde aquellos 90 con el "no le den más mierda a la mierda", en referencia a no contestar a las provocaciones de la policía, hasta estas últimas misas cuando en Tandil salió minutos antes de la misa a contar su enfermedad, quizás en uno de los momentos más duros de su carrera y mucha, si mucha gente no prestaba atención y estaba más preocupada por su famosa "selfie" que por lo que pasaba adelante. Ni hablar de Olavarría cuando Solari a los gritos pedía que se abran, que dejen espacio, que levanten a los chicos caídos y parecía que muy poca gente prestaba atención o ayudaba.
Y después vemos gente decir "sobreviví" al recital del Indio. Sobreviví? A donde fuiste a una guerra? Me parece que la palabra "sobreviviente" queda bastante grande para una misa. Como decíamos antes, obvio hay problemas, obvio hay pungas y ladrones, ahora no se si vivis en una "sanguchera de vidrio", porque si vivís en este mundo de hoy, los riesgos a los que te expones aparecen yendo a ver al Indio o a la iglesia. Hay robos en los lugares más insólitos del país, en los eventos más poco concurridos y en los más raros, llamarte sobreviviente parece un poco mucho.
Entonces quizás para la próxima misa, te aviso que hay riesgos, que la entrada no es la fila del Colón, que lo que tomes corre por tu cuenta y que la empresa que elijas para viajar puede llegar a dejarte tirado sobretodo si no es reconocida (ya que hay muchos que solo se preparan para estos casos y son realmente improvisados). Entonces si no queres exponerte a esto, no vayas. Nos haces un favor a todos los que si queremos ir, los que dejamos escuela, trabajo, pareja, familia, cumpleaños, aniversarios y reuniones. Nos haces un favor a los que no tenemos un peso y nos comemos dos días de viaje de ida y dos de vuelta por patear la ruta con esperanzas de que algún ricotero tenga un lugarcito en su auto. Nos haces un favor a los que no tenemos un peso, venimos comiendo arroz hace un mes y solo llevamos hambre, sueño y sueños a la misa, pero sobretodo sueños.
Quizás ese "vivir solo cuesta vida" que gritamos tan fuerte ese sábado de marzo, cada día se haga más notorio. Quizás el Indio no vuelva a subirse a un escenario cansado de todo lo pasado en las últimas misas (más allá de Olavarría, recordemos que en Tandil suspendió Barbazul porque le tiraron una cacerola). Pero quizás sea momento de empezar a pensar que es lo que vamos a hacer a una misa. Vamos a vivir un sueño o vamos a un recital? Quizás deberías pensar que si vas simplemente a ver un recital no es el lugar indicado, porque en la misa todos vamos a cumplir un sueño.





martes, 28 de marzo de 2017

No nos cuenten la misa India.



Terror, desesperación, tragedia, agua en la boca para los medios hegemónicos. O una comunidad de más de 300.000 personas unidas por una religión, que no sabe de estereotipos ni de diferencias sociales.
Son las 5 de la mañana y el despertador emite ese cotidiano sonido que nos aborrece todas las mañanas. Pero esta vez no, esta vez es distinto. De hecho, esperábamos ese sonido. Es posible que ni siquiera sea necesario porque la mayoría ni podía dormir o ya estaba repleto de la algarabía con la que se espera un día así. Todos a los botes y comienza la peregrinación, rumbo a esa misa de desangelados que no conoce la palabra represión ni distinción. Que si estoy en una ciudad cercana, tardaré más o menos una hora; que si vengo de una provincia vecina, en 4 o 5 horitas estaré. Todos esos habituales cálculos quedan obsoletos al momento de emprender el viaje hacia Olavarría. Las conjeturas de espacio y tiempo pierden su sentido y miles de personas se aventuran en un camino repleto de almas en busca del mismo destino. Que en el micro hace calor, que ya no quiero estar más sentado. Esas cosas tampoco existen. El viaje se disfruta como pocos, la birra y el fernet pasan de mano en mano, los cánticos hacen tambalear el vehículo y desglosan una por una las típicas letras ricoteras. Las historias de vida  se relatan tanto a tu compañero de siempre, como con los pibes del tercer asiento a la izquierda, que jurás nunca haber visto desde que tenés memoria; pero, por esas cosas que genera la misa, hoy es una hermana o un hermano más.
Nada es de nadie y todo es de todos. Por este día, desaparecen por completo todos los estándares que tanto les cuesta construir a los que buscan disciplinar un pueblo. Por este día no importan religiones, sexos, fanatismos políticos o de equipos de fútbol, por este día quedan de lado las enormes desigualdades sociales y las clases. Por este día, y sólo por este día, nos olvidamos de cuánto nos cuesta llegar a fin de mes. Nos olvidamos de los gobernantes que pisotean nuestros derechos y nuestras necesidades, mientras se enriquecen a costo del trabajo de los obreros y de los negocios turbios entre la propia oligarquía. Y no es que eso queda de lado, sino que es una reivindicación de una masa que se une por una misma causa.
Olavarría ya está en nosotros y desembarcamos con poco más que lo necesario para conseguir comida y bebida. El fuego se enciende por doquier y la gente rodea las parrillas que exhiben tapas de asado, vacío, pollo o “lo que se encontró”. Si se te pierde un amigo, vas a tener otro al lado. Si tenés hambre, va a haber alguien que te tire un pedazo de carne. Si no tenés celular o te falta crédito/batería, va a haber alguien para prestarte un mensaje o una llamada. El egoísmo de la sociedad rutinaria desaparece por un rato. Esta vez, la Policía que tanto disfruta de hacer uso y abuso de su autoridad, no puede hacer absolutamente nada. Sabe que ante esa cantidad de gente es imposible. Sabe que la fuerza de las masas unidas en comunión es más poderosa que cualquier grupito de uniformes y escudos. La caravana se congregó desde todos los puntos del país –y sus alrededores- y no hay nada ni nadie que pueda detenerla. Walter envía su luz desde donde esté y en toda la Argentina, finalmente, comienza el carnaval.
La caminata es eterna, pero ese “no sé qué” que hay en el aire hace que disfrutes cada paso con más ganas y que, por más que te pierdas, siempre te encuentres. La lluvia cumple su papel emotivo y le aplica aún un poco más de mística a la templada tarde de la ciudad bonaerense, para despejar rato antes y así dejar disfrutar del predio, no sin antes regalarnos una cuota importante de barro que nos acompañaría de pies a cabeza, hasta la vuelta a casa. Cientos de grupos ya se encuentran en “La Colmena”, que en honor a su nombre agrupaban enormes colonias sentados en ronda, apoderados por la ansiedad de ver salir a ese pelado de mameluco que se convertía en la abeja reina.
Luego de horas y horas de previa, el momento estelar por fin llega. De manera inmejorable, Carlos Alberto Solari y Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado hacen su presentación versión 2017 entonando el tema que -por los individuos que malintencionadamente quieren transgredir, como en cualquier civilización- no había podido sonar en Tandil, el año pasado; con toda la historia que acarrea “Barbaazul versus el amor letal”, al ser la primer canción del primer álbum de Patricio Rey y sus Rendonditos de Ricota, allá por 1985. Con su ya conocido sentido de empatía social, que tanto hace sentir identificados a sus seguidores, el Indio hace una pausa para pedir por los presos políticos y porque no bajen la edad de imputabilidad para los pibes, que poco tienen que ver con la delincuencia. Tal vez, y no sé por qué utilizo este adverbio, parte de lo que tuvo que ver con lo que después sucedió; ya que, como él anteriormente advirtió, había que “cuidarse de gente de mierda poderosa que se regodearía si alguien sale lastimado".
De repente, pasa "Ropa Sucia", el show se para y la cara de fastidio del mítico cantante expresa lo que posteriormente diría con sus palabras: “La gente de Defensa Civil ¿dónde está? Hay gente tirada en el suelo. Si siguen empujando así no vamos a terminar el recital. ¡Paren un cachito! Están pisando a gente que está borracha”. La impotencia se desparrama por todo el predio y las cientos de miles de personas que fueron a ver a su ídolo, de la nada se encuentran a la expectativa de que algo puede salir muy mal. El show sigue por un tiempo, pero los disturbios se vuelven a hacer presentes y el Indio vuelve a pedir exaltados “cuidémonos entre nosotros”. Ahora sí, el repertorio musical sigue su rumbo, plagado de temas que provocan desde saltos entre sonrisas y abrazos con con personas que veías por primera y última vez, hasta lágrimas derramadas en nombre de la nostalgia.

¿El cierre? Indescriptible. Mientras se esperaba el clásico "Ji-Ji-Ji" para cerrar una nueva misa, como se hizo siempre, el Indio dio un plus y enganchó Mi Perro Dinamita, para detonar cada latido de los 300 mil corazones que despegaban sus pies de la tierra olavarriense una y otra vez, no sólo siendo testigo si no que perteneciendo al pogo más grande del mundo. Posiblemente los medios de comunicación se encarguen de que este evento único, y lamentablemente irrepetible, quede en la historia por la mancha negra que bañó de muerte algún sector del lugar, y que sin dudas entristeció a cada seguidor de la banda. Muchos intentarán culpabilizar a los músicos, como ya están acostumbrados a hacer para lavar sus manos, otros simplemente los inundará el temor de lo que puede pasar en un espectáculo similar. Está a la vista el regodeo de los medios con la morbosidad, la desinformación y el oportunismo berreta para hablar de los hechos. Que los oscuros intereses políticos e ideológicos disfruten su momento de gracia defenestrando un hito de la cultura popular, o mejor dicho, de la contracultura. Lo que nunca se olvidará, es que esas almas que partieron hacia otro lugar, pasaron a formar parte de la eternidad en el evento particular más convocante de todos los tiempos del rock universal y, muy posiblemente, el último del astro del rock argentino. Que se hagan responsables los que deben hacerlo y que paguen quienes deban pagar. Pero la ricota… la ricota no se mancha.


Texto de Joaquin Chomicki

Los Nocturnos de Patricio Rey



"No puedo ni podré nunca ser objetivo cuando se juegue tu voz, y el cariño de siglos. Me vienen a la memoria momentos oscuros en mi vida, cuando llegaste a mi corazón para darme ánimo, para salvarme, para darme un abrazo cuando la noche era más oscura. Para decirme que ya sufrí cosas mejores que éstas, y que iba a andar esa ruta como tantas veces, cuando la noche me invadiera. Para salir a defenderme, avisándole a todos aquellos que veían en mi a un ser destructivo, que en mis nervios estaba la verdad: justamente en Olavarría 20 años atrás. Ayer, como hoy, y como siempre, a nadie le importará la persona que nos conmueve, ni tampoco los conmovidos que viajamos a encontrarnos con lo mejor de nosotros mismos. No solo a verte a vos, sino a recordarnos, a abrazarnos con nuestro ser en estado pleno de amor y libertad. A quienes envían imágenes como balas, no le interesan quienes murieron, solo importan por las ganancias que generan al nombrarlos. Solo nosotros sabemos lo que duele. Cada uno de nosotros sabe su lugar en el dolor. Para ellos, que felices aplauden la desgracia, prima el acto destructivo de señalar, de demonizar. Ningún análisis sociológico, psicológico, filosófico, se encargará jamás de estudiar la complejidad del alma de las personas, las razones profundas de sus amores y desamores, porque eso no vende. Nadie me preguntará, con la virtud profunda de abrazar un alma, qué motivos profundos me llevan a estar ahí, llegar, encontrarme con la gente que amo, que me ama… y cantar y bailar, por tu soledad y por mi soledad, aquella que todos vencemos en cada encuentro. Luego volverá la triste realidad de la mercancía, del dinero que compra y vende, pero que nada dice de mi corazón. Nadie nunca me preguntará sobre esas cosas, fundamentales para entender la realidad espiritual de un pueblo, la profundidad del alma de un ser humano, el gran olvidado en toda esta maquinaria televisiva que habla sin sentir. Hoy me toca a mí defenderte, de las miles de voces que denigran lo que no conocen, que hablan de lo que no sienten, que desean comprender aquello que no se puede explicar si su alma no fue abrazada por el espíritu intacto y ancestral de Patricio Rey. Te defiendo, como me defendiste hace 20 años: Y te digo Adiós, Indio Querido, con un dolor terrible en el alma, porque siento que las fuerzas para seguir te las roba la tristeza que tu corazón noble debe sentir. Tanto es el cariño que nos une. Quisiera escribir una canción, y salvarte de la tristeza, como vos me salvaste tantas veces con tus letras. Te digo Adiós… Mientras suena en mi viejo equipito, aquel cassete TDK negro en el que escuché, hace 25 años, por primera vez Tarea Fina, y un Ángel para tu soledad… y lloré. Lloré porque no sabía que el arte podía salvar así, con tanta belleza. Aprendí la magia de los libros, el poder de leer, la libertad de amar. Te digo Adiós porque quiero quitarte el peso de tanto amor, pero… pero no puedo, en medio de esta escritura suena la Bestia Pop, llegan con su belleza mis hijos de 3 y 1 añito, me toman de las manos tristes y comienzan a bailar, y bailamos, reímos, en un pacto secreto de amor, que nadie conoce, que nadie entiende y que todos quieren explicar desde los medios basuras de comunicación. Mi pequeño sonríe, y me canta… A brillar, mi amor… vamos a Brillar… y me hace recordar quien soy, todo lo bueno que tengo, la nobleza de mi espiritú que los ama, todo lo mejor que puedo ser cada día. Eso es Patricio Rey. Lo que todos intentan derrumbar hablando sin conocer, demonizando el alma de seres humanos que solo queremos juntarnos, y abrazarnos y sentir aquello que nos conmueve. En medio de un caos existencial donde la música nos contiene y nos abraza. Donde el amor de este señor pelado nos llega como un manantial en medio del desierto de la existencia. Nadie te va a perdonar, Indio querido, que puedas provocar eso en miles de redonditos, que te van a seguir hasta la Luna, solo para encontrarse con lo mejor de ellos mismos. Lo mejor de mi mismo. Lo mejor de vos mismo. Gracias por eso, por todo eso que solo algunos comprendemos, porque aquellos que hablan, aquellos que fueron a verte por moda y ahora te insultan, aquellos que fueron por robar la puta guita y hoy se ríen desde la pobreza de su alma, aquellos que hablan sin saber que nos pasa en el corazón, nunca van a comprender lo feliz que nos haces a los que te queremos. Te digo Adiós, Indio Querido. Te digo Adiós para librarte del peso de tanto amor. Para que seas todo lo feliz que mereces, por habernos salvado de todas las formas en que un ser humano puede salvar a otro ser humano. Te digo Adiós, mientras suena To Beef… mientras mis hijos juegan en su felicidad que es la mía, mientras doblo mi remera de Los Redondos del 96, mientras en la pantalla hablan de vos sin conocer tu corazón, mientras hablan de nosotros sin conocer nuestro corazón, mientras apago la televisión y solo queda tu música sonando en el aire y la risa feliz de mis hijos… las melodías que me voy a llevar para siempre, cuando mis ojos se cierren, y vengan a mi memoria las cosas hermosas que salvaron mi vida. Gracias por tanto, Indio de mi vida.” Memo. Tucumán. Los Nocturnos de Patricio Rey 14-03-17

lunes, 27 de marzo de 2017

El viaje termina...

La tierra gira hoy menos veloz. Estoy bastante seguro de que todos lo notaron.
A las calles les falta la poesía de siempre y el cielo no tiene colores. Ni siquiera un gris de espanto.
No tiene colores y punto.
Calculo que todo se ve así cuando el alma queda desnuda en carne viva después de tanto llorar.
De llorar por hermanos caídos
De que las lágrimas dancen en nuestros ojos por las mentiras dichas sobre ellos y nosotros. Viejas mentiras fritas sobre nuestra capacidad intelectual, nuestra conducta cívica y nuestras actividades.
De derramar la tempestad de nuestro envejecido corazón pensando que todo puede haber terminado.
¿Cómo no sentirse así? Están ganando. Asesinan indignamente a nuestro amor.
Esos caníbales desdentados se degluten nuestro amor. Es el único crimen con relación a la misa en Olavarría.
Porque no lo soportan…no soportan que alguien que decidió hacer sus propias reglas, que no cumplía con las condiciones canónicas para ser exitoso pueda generar en nuestros pechos tanta emoción.
No soportan que exista gente como nosotros. Individuos que no cumplimos con la norma de los poderosos y destacados. Para ellos somos como la cucaracha: insectos inservibles que les generamos repulsión sin saber porque.

No soportan la idea de que lleguemos a cosas que ellos no, que entendamos lo que ellos no.
No aguantan la idea de que los desangelados podamos robarle el gorro al diablo por una puta vez.
Que podamos llenar con letra y música, con amistad y sentimiento lo que ellos en su odio jamás complacerán.
Que rompamos las barreras de género, clase social, orientación sexual, etnia y religión por una pasión sin comparación .Algo en lo que ellos a pesar de lo que pretenden en sus teatros de comitragedia progresista no pueden ni raspar la superficie.
Porque la realidad claramente es otra.
Los alborotaba nuestro placer.
Para ellos no podemos triunfar, no tenemos derecho, nuestra existencia debe limitarse a ser su burla y nada más.
Mintieron, exageraron, asustaron y culparon todo con el fin de asesinar nuestras voluntades.
Y la verdad es que lastimaron: lastimaron a familias, seguidores, televidentes y a un artista que nos ha dado más alegría de la que a ellos les conviene.
Nos sacaron aquel analgésico para los malestares de la vida, aquel mágico sonido que nos inducia a una realidad mejor.
Le sacaron al infierno su encanto.
Pero no nos van a sacar nuestra ilusión
No nos van a afanar la poesía que endulzo ese abismo que tantas veces quiso que tropezáramos.
No nos van a arrancar la mariposa Pontiac dentro de nuestro pecho cada vez que un tema de los nuestros suena de forma improvista.
La felicidad de conocer a alguien que comparta nuestra pasión
Y ese bienestar de que hay uno de nosotros que llego a cumplir su sueño
De que uno de nosotros marginados por la “gente decente” rompa los limites.
De que ilustre como el mundo es mucho más redondo y de ricota.
Y jamás se llevaran la ilusión (a veces inconsciente y vergonzosa para nosotros) de que podemos lograr mucho siendo nosotros mismos.
Porque nosotros lo valemos.
Chicos, el viaje se termina cuando nosotros queramos.
Yo siempre voy a ser ricotero. Pase lo que pase. Toque el indio o deje de tocar, se junten él y skay o no, sean de mi época o no.
Y lo voy a decir bien alto.
Me gustaría pensar que muchos van a pensar así.
Que nadie se va a olvidar de lo que estas canciones hicieron por nosotros.
Que nadie va olvidar la pasión.
Porque si no hay pasión (para mí por lo menos)…que no haya nada.

“Rulo” E. Cordero



viernes, 24 de marzo de 2017

La suerte del principiante...

-Compartimos la historia de Paula García, que arrancó en Mendoza 2013 con una historia muy particular y hermosa y que hoy ya es una de las PH más reconocidas de las misas.

Hace 3 años en Indio tocaba en Mendoza, no tenía un mango, me dolía el estómago ver cartelitos en las paradas y no poder ir, época muy difícil.
Mi madrina me regaló la plata para viajar, fue el regalo mas lindo que me hicieron en mucho tiempo, así que dos días antes me encargué de buscar pasaje en micro rockero.
Sumale a esto que en ese tiempo estaba de novia, ese día de dije que me iba a ver al Indio y no le cabio una, me dejó, posta, me dejó jajaja me fui a la mierda igual. En el micro hice un par de amigos, que hasta ahora algún viaje ricota compartimos.
Llegué a Mendoza me moría de frío, tremenda fila para las entradas, me llamaba la atención la fila de fotógrafos, yo había llevado mi Canon T3i lo dude un poco, ya fue, me mandé! Me acuerdo del tal Luciano que me decía...
 - Nena tenes que tener un medio, para quién venís? No estas en la lista?
Explicándole que viaje sola, tenía mi cámara y sin sacar la muñeca de la ventanilla, no se como pero me puso la cinta blanca y me dijo:
- No me hagas quedar mal por que no entras nunca mas, la próxima veni con un medio.
Le di las gracias y salí llorando de ahí... la emoción que tenía! Sin mail de acreditación, sin idea de fotos en recitales, sin saber lo que me esperaba, tenia mi cintita.
Me costó mucho llegar al lado del escenario conocí colegas me daban consejos de que hacer y me explicaban como era todo, algunos los sigo viendo en cada misa, entrábamos de a tandas y un sólo tema.
Cuando sonó el "Damas y Caballeros..." las lágrimas no paraban, temblaba y ya no del frió. Empezó "Torito es muerto" y me llevaron corriendo al escenario, nunca pare de llorar, tenía a mi ídolo ahí, a metros, y 250.000 personas detrás mio echando vapor. Dispare como pude no me fijé ni el ISO ni nada, yo estaba cumpliendo mi sueño. Tenía a mi ídolo en frente mío con un gorrito de cuero al estilo Chavo del 8 y eso era lo único que me importaba.
Bueno nada, lloro contando esto jajaja pero quería contarles a los que no sabían la anécdota y agradecer, agradezco a mi hija, mi hermano, mis amigos, que me apoyan en mis locuras y sueños siempre, a la gente que me escribe. Hoy en día no puedo creer todo lo que logré, de eso se trata no? siempre golpeo puertas, algunas las bajo a patadas, y siempre los tengo a ustedes apoyándome... Esto recién empieza! Gracias!
"La suerte del principiante no puede fallar"



Les dejamos los álbumes de Paula García para que puedan disfrutarlos:

lunes, 20 de marzo de 2017

El futuro... ya llego.



Quizás algún día dentro de muchos,muchos años,alguien contará que leyó, o vaya a saber que tecnología le contó,que siglos atrás (allá por los años 2000),existió un Mesías que poseía un espíritu tan enorme que hizo que jamás se traicionara y jamás traicionase a sus fieles. A los que les enseñó cosas como que "ciertos fuegos no se encienden frotando dos palitos", que " vivir solo cuesta vida",que "violencia es mentir",que " si no hay amor que no haya nada" entre muchísimas prédicas más. Y que sus fieles lo seguían a lugares muy lejanos desde distintas ciudades,provincias y países,en una maravillosa procesión que duraba días y que los unía más allá de credos,sexo,raza,clase social, edad,etc...en algo que llamaban "misa",en la cual no era necesario (ni tampoco querían) que nadie los "cuide", ya que habían aprendido también que " este asunto estaba ahora y para siempre en tus manos"...
Quizá cuente la historia también,que una vez que salía este Mesías al altar y comenzaba su "sermón feliz",las muletas ya no eran necesarias,que se elevaban las sillas de ruedas,que se toleraban temperaturas extremas,que el orgullo se iba por completo y ya no importaba llorar y abrazarse con un desconocido y que se abrían los brazos mirando al cielo dejando así atravesar sus palabras que llegaban hasta lo más profundo del alma.
Quizás también se cuente que a este Mesías lo tocó cargar " su cruz",haciendo también de esto una enseñanza ("la vida es así ")...
Quizás algún día dentro de muchos,muchos años,alguien contará que esto existió...Y de seguro la gente no le creerá.

El tesoro que no ves




Teníamos un tesoro, no brillaba como el oro, no llamaba la atención de ningún otro. Era nuestro y por unas horas nos sanaba los golpes de la vida y nos llenaba de felicidad. A nosotros eh, porque quien lo miraba de afuera difícilmente lo entendía o ponía interés por saber de qué trataba. ¡Éramos ricos! Y lejos estaba el resto de saber nuestra fortuna, apenas le dedicaban unas líneas en el diario o unos minutos por televisión (no entendían mucho por suerte). Pasó todo demasiado rápido, no nos dimos cuenta, no sé bien cómo fue, no sé si no lo supimos cuidar y lo perdimos o nos lo robaron pero el tesoro se esfumó de nosotros y quedó en manos de los que nunca lo entendieron. Y siguen sin entenderlo, y nos quieren convencer de que no valía nada. Lo manosearon tanto que hoy solo nos quedó el recuerdo, el recuerdo de que fuimos ricos y solo nosotros lo sabíamos.

La Abuela Ricotera


Yo al recital fui porque mi mamá de 73 años quería cumplir su sueño de verlo al Indio en vivo porque es su ídolo musical indiscutible. Estuvimos en el medio del pogo, ella con su silla de ruedas y nosotras y una veintena de desconocidos haciéndole cerco humano. Se divirtió, bailó sentada y se cantó todo. La energía que sentí a nuestro lado fue de solidaridad y cuidado. Nos enteramos que hubo lío al llegar al departamento en el que paramos. Lo que sí fue un caos y puedo dar fe, fue la desconcentración. Estaba todo vallado y para descomprimir 550 mil personas, eso es una locura. Sin embargo, a nosotras todo el mundo nos ayudó a abrir camino y pasar con la silla en la que iba sentada la Goro sin ningún problema, todos al grito de "abran paso que viene la abuela ricotera", "grande abuela, acá tenes miles de nietos". En un momento, al terminar el recital, incluso empezaron a aplaudir y cantaban "abueeela, abueeeela, abueeela", cientos, miles de personas que nunca vimos en la vida. Lo que pasó es lamentable, sí, pero en la tele lo están agrandando realmente como galleta en el agua. Si no hubiese habido víctimas fatales, no iban a decir ni pío y sí, es cierto que podría haber sido una tragedia muy calamitosa por lo que fue la salida y los tabiques que pusieron por todos lados.
Con qué me quedo? Con haber acompañado a mi mamá a cumplir uno de sus postergados sueños, lo cual hubiese sido imposible sin mi amiga/Hermana Maricel Herrera. Tengo postales hermosas grabadas en el rígido cerebral que no se me van a ir nunca. Verla llorar de felicidad a Ana María Gorosito Kramer cuando sonó "JiJiJi" es uno de esos recuerdos que me van a quedar para siempre.
Lamentablemente, hay gente que la pasó mal y se fue de las manos el tema. Pero soy partidaria del vaso medio lleno. Yo estuve en el pogo más grande del mundo con mi vieja y mi amigaza y eso sí que no tiene precio.


Historia de MaryAnn Art

Tu belleza es como un resplandor

 Las siguientes fotos pertenecen al fotógrafo Martin Bonetto y son una gran pintura de lo que siempre tratamos de reflejar en este espacio: el sentimiento que se vive por Solari y que no se compara ni se mide.


Ya hace 40 años y nada cambio. Ni los de adentro, ni como nos miran de afuera. Increíblemente nada cambio. Nos hacen creer que el mundo mutó, que las mentes se abrieron, que ya no se discrimina, que todos somos iguales, pero la mirada de afuera a los que están dentro de las misas sigue siendo la misma: delincuentes.
Nos miran mal y aun peor después de Olavarría. Parece que volvimos 30 años atrás y una vez más los desangelados pasamos a ser el ojo del huracán. Que hicimos para merecer esto? Nada.
Hoy somos asesinos, drogadictos, delincuentes. Y nosotros ni nos habíamos enterado de esto, pero parece que sentir te transforma en eso.

Parece que esa mezcla que había dentro de La Colmena durante la noche del sábado 11 de marzo de 2017 se transformó en maligna por como cubrieron los medios esta misa. Nosotros seguíamos igual, cantando, saltando, llorando, abrazados, esperando que la gente salga, caminando muchas cuadras, tomando una cerveza, comiendo un "chori", como en cada misa, pero parece que la imagen de la cámara mutaba eso en delincuentes incontrolables que arrasaban con toda la ciudad a su paso.

Eramos administrativos, metalúrgicos, camioneros, empresarios, docentes, amas de casa, desocupados, estudiantes, jóvenes, adultos, niños y hasta ancianos. Mujeres y hombres. Negros, blancos, judíos, pelirrojas. Lesbianas, heterosexuales, homosexuales. Pero, en un segundo termino la misa y todos pasamos a ser delincuentes.
  

Nunca en 40 años transmitieron lo que sentíamos. Se pasaron años culpando a la banda porque un grupo de policías mataron a Walter Bulacio. Suena increíble, no? Un comisario mata a uno de nosotros, encerrándolo ilegalmente y esa noticia del hecho al medio se transformó en "los violentos ricoteros".
 
Hoy la misa termina apareciendo en policiales nuevamente como en el caso Bulacio: "decenas de ricoteros mueren aplastados por las avalanchas provocadas por ellos mismos, supermercados saqueados, terminal de colectivos tomada". Esas mismas noticias que abundaron el domingo comenzaron a disiparse cuando nosotros llegamos a nuestros hogares, pero se disiparon para nuestras familias, nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo. Para los medios la noticia falsa de tragedia se opaco con la chance de que Solari no toque más, pero en ningún momento se desmintió.

Hoy ya pasamos de la bronca a la resignación y de ahí extrañar. El resto no lo entiende, el resto no lo sabe por el simple hecho de que no puede sentirlo, por más que quieran no pueden ser parte de esto. Y decidimos hacer un post exclusivo de las fotos tomadas por Martín, porque tomo exactamente eso: el sentir de muchos. De formas diferentes, porque las letras generan eso, diferentes sensaciones en cada persona, en cada individuo la poesía se proyecta diferente y estos gestos, estas fotos son un claro ejemplo de eso.

"Como no sentirme así", "Como puede ser que te alboroten mis placeres", "preso de tu ilusión vas a bailar", "vivir solo cuesta vida", "tu belleza es como un resplandor", frases que a lo largo de nuestro viaje fueron iluminándonos y acompañándonos. Frases que depende el día, el momento, el estado de ánimo impactan de forma diferente en nosotros.
Todas estas fotos son tomadas desde la valla, cada fotógrafo tiene un tema para entrar y tomar fotos durante el show. Todas estas expresiones diferentes que ven: éxtasis, emoción, tristeza, bronca, alegría, amor, dolor, todas son generadas en diferentes personas, de diferentes formas, quizás provocadas por la misma frase o en si, por la misma historia/canción.
Ese tipo duro, que nunca deja entrever una simple emoción, laburante, que capaz carga 100 bolsas de cemento por jornada, se quiebra como la hoja más frágil y rompe en llanto al escuchar un tema que lo conmueve, eso solo se logra dentro de la misa, en otros espectáculos las reacciones no llegan a alcanzar este nivel de emoción.
Pasan por todo para llegar y eso les da un condimento extra, una mochila más de este viaje que empuja a la emoción, porque no es lo mismo llegar en avión, que viajar 300 km a dedo con un rejunte de monedas que apenas alcanza para un "chori" y que a pesar del hambre y del cansancio, nunca se te ocurriría no convidar. En ese lugar la riqueza es de todos y las ausencias también.
Hay casos inexplicables y eso no lo digo yo, hay cientos de estudios sociológicos, psicológicos y demas que tratan de encontrarle una lógica a todo esto, lógica que desaparece cuando te largas a llorar en el medio de un tema sin encontrarle explicación a esas lágrimas. Porque lloras? Por el Indio? por la canción? Te sentís identificado? No, simplemente, porque así lo siento.
Eso es todo, nada, mucho, casi. Eso es lo que nos hizo grande, la falta de caretas, el perderte dentro de un mar y empezar a sentir todo eso que nunca pudiste hacerlo en otro lugar, en otro ámbito. La misa es eso, Solari es eso, sus canciones son eso: un constante generar de sentimientos y sensaciones que ni la droga más fuerte puede darte.

domingo, 19 de marzo de 2017

Como puede ser que te alboroten mis placeres?

Foto de Ale Machelli

Hoy pasó una semana de lo peor. Como que todo se apagó, inclusive las noticias. Las chances de un "nunca más" se apagaron como las noticias trágicas de Olavarría. Esas que fueron mentira, esas que nos ensuciaron, que nos indignaron, esas que alejaron a Caballo Loco de los escenarios.
Hoy pasó una semana de ese momento, estamos más tranquilos y ese sabor a bronca se transformó en una mezcla de dolor, incertidumbre y extrañar. Hoy ya sabemos que no hubo 20 muertos, que no existió el alud mortal de ricoteros que paso por encima a jóvenes víctimas desvalidas ante la mirada lejana de la producción, no. Nada de eso paso. No hubo avalancha mortal, no hubo saqueos ni asesinatos, ni robos de esa banda que hoy está más inconsolable que nunca.
Hubo mucho de todo, de todo eso que desde los noventa y pico venimos queriendo expulsar de nuestra fiesta pagana. Hubo sindicalista, hubo barra brava,hubo militante político,  hubo marines de ciertos mandarines que por dentro solo contienen moscas y moscas de las verdes, que no solo molestan, sino que también pudren la fruta.
Hubo una mezcla de todo, de todo eso que sabíamos podía abundar.
No se ustedes pero mi vida es esto: El Indio, Los Redondos, su música, su poesía, sus dichos, sus misas. Eso que a mi me conmueve y pasa de ser algo que me distrae a ser un hobby a ser mi vida. Mis amigos vienen del palo, mi mujer, mi hijo, mis reuniones van adornadas por esa música, mis mayores alegrías, mis peores tristezas, mis dolores más duros, mis festejos más coloridos. Siempre con sus frases, con sus estribillos. Y de golpe me senté, nos sentamos, nos miramos y dijimos: "y ahora que?".
No quiero pensar, no lo necesito, me he decidido a esperar y como calculo que el Mister también lo hace, dejar que el tiempo sane o (por lo menos) disimule las heridas. Nos ha quedado un puñado de incertidumbre y dolor que es difícil de llevar con la frente en alta. La vida sigue, pero sin ese condimento es complicado encontrarle el sentido. Tendremos el sentido común, el de vivir, comer, dormir, sonreír, besar, amar, morir. Pero el solo hecho de pensar que perdimos esa chance de sentir algo tan increíblemente espectacular como simplemente mirar a una persona gritar lo mismo y abrazarte sin siquiera conocerte, eso puede que lo hayamos perdido y era una virtud que teníamos solo para nosotros, que nos hacía únicos por disfrutarla con el corazón, sin caretearla.
A eso si le tengo miedo, a haber perdido esa virtud.
Yo tengo una teoría sin ningún ápice de certeza y es que el ser humano no está preparado para abandonar una etapa de su vida de un día para otro. Uno no aparece un día y le dan un certificado de adolescente o de adulto, o de niño. Uno va pasando por diferentes momentos en su vida hasta que se da cuenta que abandonó una etapa. Nadie viene y te dice bueno, hoy dejas de ser niño, no. Y esto es similar, yo no quiero o no puedo soportar que venga un comunicado diciéndome, hoy este viaje se terminó, porque se acabaría una parte de mi vida. Quizás con el tiempo, con el paso de los años, uno de a poco va soltando esto y solo queda en tus recuerdos, pero no puedo aceptar que por dos excesos, medios carroñeros o dinero mi viaje se terminó. Ni siquiera fue nuestra culpa, es totalmente insoportable e inaceptable, aunque no seamos quien lo define.
Y esto no es un tomar armas y salir a golpear las puertas para que decline su decisión Solari, nunca lo haría, nunca me metería en su vida porque si lo cruzo lo único que puedo decirle es gracias. Pero el resto de la gente debería entender que estamos como en una especie de coma, donde no sabemos como va a seguir lo nuestro. Ustedes entienden que planificamos cumpleaños, vacaciones, fiestas y aniversarios de acuerdo a cuando sacaba fecha Carlos?
Por eso, como el cantante, vamos a estar un poco guardados todos, recluidos entre nosotros, unidos con nuestra gente. No tengo ganas de escuchar al que critica al Indio por ser millonario solo por tener talento y trabajar sin tranzar durante 40 años. Cuando va a entender esta gente que sus empleados lo tratan como ídolo, amigo y maestro?
Repugna y mucho ver gente que les moleste ver que una persona triunfo sin ayuda de nadie, sin tranzar y que al mismo tiempo la gente lo quiera.
No conozco otros mundos, otros países, otras culturas. Imagino que en otros mundos Solari sería endiosado más de lo que nosotros sus fieles lo hacemos. Pero aquí no.
Acá quisieron cocinarlo, destrozarlo, quemarlo en la plaza de mayo. Y no pudieron. Buscaron miles de excusas y no pudieron. Hicieron planes, tramas, movieron medios, gastaron millones y no pudieron. Si hoy Carlos decide bajarse del viaje, se va con la frente en alto, como el artista más convocante del mundo, como el artista que desató mayores pasiones en la historia del arte. Del mundo, no solo del país, cualquier característica o adjetivo que le pongamos responde a un nivel mundial. Si hoy Carlos se baja es porque está cansado de toda la mierda, por suerte no por las mentiras que quisieron endosarle.
Si hoy Carlos se baja, nos deja dolor pero con el tiempo ese dolor sera orgullo y aunque pasen veinte, treinta, sesenta años, cada uno de los que lo seguimos, podremos decir bien fuerte "somos redonditos, redonditos de ricota"

sábado, 18 de marzo de 2017

Recuerdos que mienten un poco..

Foto de Matías Moyano

Y ahora todo pasó. O casi. Ya los medios carroñeros van buscando otra sangre, no pudieron matarnos, la verdad al final salió a la luz, no la mostraron, no se encargaron de agachar la cabeza y pedir disculpas. No hubo decenas de muertos, no hubo saqueos, no hubo una Olavarría incendiada. Hubo vecinos de los cuales no nos olvidaremos jamás, hubo mucha, mucha, mucha gente. Muchos ricoteros, muchos primerizos, muchos curiosos. Hubo muchos chicos que se zarparon un poco, se pasaron de rosca y terminaron perdidos. Hubo un estado ausente que no brindo seguridad fuera del show y nos trato como animales y a pesar de eso, los disturbios fueron mínimos. Y muchos fueron por barra-bravas, sindicalistas, y otros despreciables que fueron a joder la sopa, sacar tajada y clausurar la fiesta. No pudieron.
Si hubo fallos, de la organización y de nosotros; de los cuales ojala tengamos oportunidad para reivindicarnos y demostrarle al indio que en la misa es mucho mas importante el show, la previa, la música y los asados que darse vuelta como una media por no poder parar con los vicios.
Pero esto ya esta ahora nos queda lo mas lindo: la piel de gallina.
Ahora hasta una próxima misa cada vez que suene Barbaazul no vas a pensar en nada mas que ese comienzo. Esa versión mas acelerada que la redonda, mas dura, mas fuerte, mas potente. Ese Barbaazul mutó en un tema que de acá a cien años te va a poner la piel de gallina pensando en Olavarría. De ahora en mas Barbaazul pasa a ocupar un lugar en ese podio que solo lograron Luzbelito en Mendoza y Fuegos de oktubre en Salta.
Ponete a escuchar Ropa sucia hoy y decime si no querés gritar "vivir solo cuesta vida" como el sábado? En las ultimas letras no te salia nada, lo gritaste sabiendo que es casi el lema de este viaje. Inolvidable inclusive hasta para los mismos fundamentalistas.
Sentate y escucha "Esa estrella.." sin llorar, dale, te reto a frenar esas lagrimas. Prepárate porque lo vas a escuchar mil veces más y vas a volver a llorar como en Olavarría, siempre, no vas a pensar en nada, no necesitas razones ni amores, la emoción te va a invadir, la emoción sincera y esa no vas a poder contenerla con nada.
Que decir de un tema que ha quedado secundario en nuestra historia que de hecho el indio no lo quería grabar y que desde ahora ocupa un lugar que solo "Un ángel para tu soledad" tiene: "Mi perro dinamita". Los únicos temas que han logrado desplaza por un segundo del plato final a "JiJiJi" son "Un ángel..." y ahora "Mi perro dinamita". Ya está, ese tema hoy cobra una emoción que con el paso de los años sera "te acordas cuando cerró con el enganchado de "JiJiJi" y "Mi perro dinamita"? Pensaste que morías y tuviste que sacar aire de donde no tenias para seguir saltando? Desde el sábado 11 de marzo de 2017 eso es "Mi perro dinamita".
Y "Nuestro amo..."? Solo para que sepan que el Indio le sigue gritando en la cara a los imperios la mugre que son y que nosotros gritamos con él. Una vez más como en Tandil mas de 300 mil personas se elevaron en un grito de guerra que el mundo no quiere escuchar, pero escucho.
Quedara para los mas enfermos (como yo) darse el gusto inolvidable de escuchar "Una rata muerta entre los geranios, tema fundamentalista que quizás no llega a emocionar a todos, pero para algunos su letra nos enamora, nos recuerda a nuestros hijos y su sonido es increíble.
Eso nos dejo la misa, música que jamas olvidaremos y que de ahora en más toma otro sentido. La misa está hecha para eso, no para ocupar un lugar en los medios policiales. La misa está para emocionar y para seguirnos emocionando con el paso de los días hasta, vaya a saber hasta cuando... Mejor dicho hasta la próxima misa.

video
Video del canal voodooh Gus

martes, 14 de marzo de 2017

La misa desde los cielos..

Les dejamos varios videos de la misa desde los cielos, grabados en excelente calidad y donde se puede apreciar la magnitud de la misa. De regalo al final un vídeo de JiJiJi desde adentro, grabado con una Go Pro para que puedan vivir lo que sentimos los que estábamos dentro del Pogo más grande del mundo.
video

video



                                          video
Vídeo de WillyDV grabado con un drone mostrando el ingreso a la Colmena

video
JiJiJi desde una Go Pro en el pogo, video de Francisco Dall Acqua


Los videos corresponden a los siguientes canales: WillyDV , La Capital de Mar Del Plata , Municipalidad del Partido de Olavarría y Francisco Dall Acqua

Quien mueve así los hilos, de los gobiernos.

Marcelo Figueras, periodista que está escribiendo junto a Solari su biografía subió a su cuenta de facebook este mensaje enviado por el mismo Indio en la semana previa al show:

"Quienes vayan a ver al Mister no pequen de inocentes. Cuiden a quién tienen al lado. Este es un momento especial. Hay intereses oscuros que con pocos miembros pueden alterar la fiesta. A bailar y cantar es a lo que vamos y eso haremos".
El sábado, a cuidarse y a cuidar de quienes nos rodean, aunque no los conozcamos. Cierta gente de mierda (debería puntualizar: PODEROSA gente de mierda) se regodearía si alguien sale lastimado. No le demos el gusto.
A vivir que son dos días.

El pedido del Indio y todo su círculo cercano no era "no hagan avalanchas", era vamos a cuidarnos porque hay mal olor, hay rumores de que pueden pasar cosas realmente malas que no imaginamos ni creemos pueden pasar. Y después pasó.
Casi como el disparo en la salida de los cien metros llanos, una vez finalizado el show los medios se encargaron de difundir que había muertos, heridos, saqueos, etc. Casi como si lo supieran antes de que pase, casi como si alguien les pasara datos, casi como si estuviera todo listo para caer con toda su fuerza sobre el Indio Solari. 
Sacando de lado nuestro amor por el Indio, podemos decir que la ciudad era demasiado pequeña para recibir tanta gente y es un error de la organización, COMO LO FUE TANDIL, GUALEGUAYCHU Y MENDOZA que son ciudades de aproximadamente 100 mil habitantes y recibían el doble o triple de su población en un fin de semana.
Podemos decir que también fue un grave error organizativo la salida, aunque no entendemos porque en las misas anteriores más allá de salir lentamente y amontonados, se quitaban varias de las vallas, al contrario de lo sucedido en Olavarría, donde se cerraron todas las puertas cerca del final del show y nos obligaron a salir por un pequeño embudo donde no hubo un accidente porque la gente sale fundida del show. Mucha gente que estaba afuera confirma que en el tercer tema se abrió todo y dejaban pasar sin control, grave error porque obvio pueden entrar con armas, lo que no entendemos es porque vino gente ajena a la producción a cerrar todo, porque hubo gente grabando con demasiado énfasis los fallos de la organización, porque estaba/n todos preparados para la tragedia y encontrar las culpas en Solari.
Y que decir de que misteriosamente dentro del predio haya vendedores (custodiados) de droga cortada, a precio muy barato y repartidos por todo el predio. Desde cuando los narcos hacen precio? Cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía, pero en una persona adicta o que está en un momento de locura provocada por el mismo fin de semana, acepta cualquier cosa y entre esa cualquier cosa está la porquería que vendían en el predio.   
Otro caso que resuena en mi cabeza, recuerdan que en Gualeguaychu murió una mujer en la previa, terminado el show hubo miles de personas perdidas porque no tenían forma de volver ni comunicarse, gente que quedó porque los colectivos no los esperaron o porque se perdieron y estuvieron toda la semana perdidos, bueno, en algún momento vieron una caravana de medios y policía buscando más cuerpos? En algún momento vieron una centena de cadenas de audios contando como ocultan cuerpos? No. En ningún momento en las misas anteriores se persiguió al Indio por los disturbios que generan los pavotes disfrazados de ricoteros. Porque seamos sinceros, a uno le gusta el alcohol, la fiesta, la caravana, pero cuando vemos a veinte delincuentes cortando una calle, rompiendo botellas y queriendo incendiar la terminal, por el simple hecho de no tener como regresar a su casa porque no tienen boleto, ni micro, porque nunca pensaron en comprar un boleto de vuelta, porque esperaban a ver si de alguna forma zafaban el viaje y tenían más dinero para viciar, la verdad en ese momento no dan más ganas de ir a una misa y ahí ya no tiene la culpa el intendente, el cantante o la productora.
Y después vemos a los salames de siempre salir a atacar, estaban preparados, en sus marcas, listos en las gateras para salir a caerle al Indio, sin importar nada, solo querían figurar en los medios chupando sangre Solariana. Como olvidarnos de Carlitos del Sur que salió del sótano para explicar filosóficamente que las misas son un peligro. Eduardito De La Muerte que rencoroso y envidioso sale una vez más a contar que en los 90 el Indio no cuidaba a su gente (en los 90 los encargados de la producción de los shows eran Poli y de la seguridad Claudio Quartero), sin embargo Eduardito sale a matar siempre a Solari. Y un integrante más del cielo de los nabos, el mediocre periodista-músico Roberto PettiNABO, quien todavía recuerda como el Indio lo rechazó en Los Redondos y terminó siendo el payaso adoptivo del gran Luca Prodan.
Ni hablar del resto de la jungla mediática que nunca salió de su casa, pero por tener esos cinco minutitos de televisión salen a opinar sobre la misa, el Indio, Patricio Rey y los ricoteros. Esa jungla que nunca escuchó más que El Perro Dinamita.
Que nos queda? Nada, no consumir. No entrar en ese juego donde salen a insultar para que justamente indignados consumamos su basura.
El resto del viaje lo desconocemos, posiblemente se hayan terminado las misas, esto fue mucho peor que River y Solari lo sabe, no se puede pelear contra tal monstruo cuando te matan gente. Porque lo van a volver a hacer. Solari se metió con intereses de gente muy poderosa y nunca lo dejó de hacer, ni siquiera en este último show. Sus canciones, sus palabras, sus entrevistas eran el gran dedo en el culo de los grandes poderes y sus seguidores nos sentimos unidos y contenidos por sus letras, encontrábamos en sus discos verdades para poder luchar. Hoy podemos afirmar que ganaron, que después de 40 años de carrera con todo un aparato organizado para transformar la misa en tragedia, lo lograron, en parte porque una gran masa de ricoteros ayudo, porque la producción no estaba preparada para tal masa, pero de ilusos no tenemos nada y seguramente una vez que Solari confirme el abandono de los escenarios, todo el circo mediático en Olavarría desaparecerá.
   
video
Vídeo perteneciente al canal Leo Rasta 
donde el Indio habla sobre las madres de
Plaza de Mayo y la baja en la edad de imputabilidad. 


P. D.: Se dieron cuenta que cuando muere alguien en el rock, se culpa primero al artista y cuando muere alguien en otro tipo de espectáculos (por nombrar un caso cercano las fiestas electrónicas) se busca a otros culpables? Será porque el rock abre cabezas y el resto las distrae...?